“En la actuación todo es excitante”

La actriz Carolina Cuervo dice que sus mejores recuerdos de infancia los tuvo con ‘Oki Doki’. Y en estos momentos se encuentra en Los Ángeles, rodando la película ‘Al sur de la frontera’.

¿Por qué la actuación?

Siempre he querido creer que la actuación me escogió a mí y no que yo la escogí.

¿Y qué le gusta de ella?

Que cada vez que asumo un papel sé que va a ser diferente, no sólo en la interpretación, sino en el día a día de un rodaje, todo es nuevo y excitante.

Entonces, ¿por qué dice que esta profesión es cruel?

Es cruel en la parte “administrativa”. Como en cualquier profesión, es muy competida, muchas veces no se trata sólo de habilidades y talentos, también es de belleza (cuanto más vieja, más duro). Eso es cruel, triste y, sobretodo, muy aburridor.

¿Cuándo se estrenará ‘Al sur de la frontera’?

Cuando se termine de rodar, de editar, de sonorizar…

¿Quién le ofreció este papel?

Una amiga venezolana, Ileanna Simancas, me recomendó con el director Jonte Richardson.

¿Este papel de torera lesbiana será su debut en Hollywood?

No sé si en Hollywood, pero sí es el comienzo de lo que quiero empezar a construir.

¿Y cómo se preparó?

Tuve que aprender a torear. Es de mucho trabajo y de muchos “cojones”. El miedo es un factor constante entre el toro y el torero y eso crea una relación de respeto mutuo.

¿Hasta el momento qué la ha dejado gringa?

Que todavía sigan preguntándome si vengo de Columbia… Más que gringa, me da una piedra…

¿Con quién le gustaría protagonizar una película?

Con Woody Harrelson, Benicio del Toro y Marion Cotillard.

¿Y una telenovela?

Con mi marido, para poder verlo, porque cuando eres protagonista de una telenovela no te queda tiempo de nada.

¿Qué piensa cuando se ve en televisión?

¡Ay, maldita sea, se me salió mi oreja!

¿Qué es más divertido, cantar o actuar?

Actuar y cantar… mejor dicho, un musical.

Su mejor experiencia.

Estudiar en The Actors Circle Theatre y haber conocido a Arthur Mendoza, mi profesor.

¿Lo más duro que ha tenido que afrontar en Los Ángeles?

Aprender a hacer relaciones públicas.

La mejor pinta para rumbear.

Siempre que vaya acompañada de zapatos cómodos para poder bailar y una que otra “lobería” de esas que me gustan a mí.

¿Qué le dice la conciencia a Carolina?

¡Eso no se hace!

El mejor recuerdo que tiene de ‘Oki Doki’.

Mis mejores recuerdos de infancia los tengo de esa época. Me gustaban mucho las giras de conciertos,  recorrimos muchas ciudades del país.

Temas relacionados