El presidente hablará hoy ante la plenaria de Naciones Unidas. Se espera que los temas principales de su discurso sean la lucha contra las drogas y la crisis de Venezuela.

“Nadie nos paraba bolas”

Édgar Gómez el nuevo presidente de la Cámara

Cecilia Orozco Tascón.- ¿Cuánto hace que usted activó su plan para hacerse elegir?

Representante Édgar Gómez R.- Mes y medio antes del proceso de elección los movimientos minoritarios de la coalición empezamos a organizarnos pensando, más que en la presidencia de la Cámara, en buscar un equilibrio dentro de la bancada mayoritaria. Pero al ver que ni siquiera eso se podía obtener, programamos llegar a la mesa directiva.

C.O.T.- ¿En qué había desequilibrio?

R.E.G.- En el hecho de que la parte mayoritaria de la coalición gubernamental no hubiera cumplido los acuerdos pactados al iniciarse este período y en que se nos notificara que ya habían escogido candidatos tanto para la presidencia como para las dos vicepresidencias en este último período. Nosotros no íbamos a tener ninguna posibilidad de acceder a cargos directivos. En particular, la participación en la mesa directiva era un compromiso con Convergencia Ciudadana.

C.O.T.- En varias notas periodísticas se define la molestia de los minoritarios con la frase: “No nos trataban bien”. ¿Qué quieren decir con esa expresión?

R.E.G.- Que las minorías de la mayoría éramos tenidas en cuenta únicamente cuando había que trabajar y aportar nuestros votos. Pero en cambio no contábamos con la oportunidad de obtener recursos y proyectos importantes para las regiones.

C.O.T.- “Obtener recursos para las regiones” es una frase que ha estado presente en escándalos famosos. ¿Esos recursos significan, más bien, cuotas burocráticas?

R.E.G.- El Gobierno debe de estarle entregando a alguien más las cuotas burocráticas, sin que con esto se quiera decir que hayan nombrado personas que no cumplan con los requisitos. Nosotros sentimos la necesidad de que lleguen a nuestras regiones los recursos del Estado. Pero eso no ha sido posible porque nadie nos paraba bolas.

C.O.T.- ¿A los partidos mayoritarios de la coalición sí les dan ‘representación’?

R.E.G.- Pues uno tiene claro que el Ministerio del Interior es del Partido Conservador y lo representa. Está claro que Vivienda es de Cambio Radical. Uno sabe que el Ministerio de Hacienda está en manos de la U y que el Ministerio de Defensa también fue de este partido.

C.O.T.- ¿Es por estas ‘representaciones’ que le están pidiendo al Presidente que haya una crisis?

R.E.G.- De manera particular, Fabio Valencia Cossio y Bernardo Moreno le manifestaron en reiteradas oportunidades al presidente de la U que se sentara a dialogar conmigo en mi condición de vocero de las minorías sobre la posibilidad de una conciliación en el asunto de las mesas directivas de la Cámara y de las Comisiones. Jamás hubo una respuesta o siquiera la posibilidad de un acercamiento.

C.O.T.- ¿Hubo prepotencia?

R.E.G.- Desafortunadamente creyeron que había que arrasar e imponerles su voluntad a los demás miembros de la coalición. Cometieron un error.

C.O.T.- ¿Es cierto que en la reunión suya y de Cáceres con el presidente Uribe hubo mucha tensión?

R.E.G.- Pasamos a veces por hoscos, por nuestra raza santandereana. Si hubo tensión fue por el efecto de lo que acababa de acontecer, pero el diálogo fue cordial. Realmente nos cruzamos muy pocas palabras, pero fuimos a decirle que no tenía por qué tener tantos temores con nuestra llegada a las presidencias del Congreso.

C.O.T.- Usted minimiza la frialdad del encuentro. Alguien dijo que el aire se podía cortar con cuchillo.

R.E.G.- Para mí fue una reunión cordial.

C.O.T.- ¿El Presidente también habló poco?

R.E.G.- El Presidente mostró su afán por mantener dentro de sus parámetros sus objetivos de Gobierno. Dijo que le preocupaba la posibilidad de que nuestra elección a las presidencias fuera una rueda en el palo para trancarle los temas importantes. Fui claro en manifestarle que hemos colaborado en lo que consideramos viable y bueno para el país y que, desde la mesa directiva, no nos queda otro camino que cumplir el reglamento interno.

C.O.T.- Después hubo una segunda reunión con el Presidente en la que ya no estuvo Cáceres. El Tiempo dijo que usted fue a ‘tranquilizarlo’. ¿Fue así?

R.E.G.- Fui porque había muchos comentarios en el sentido de que mi presidencia en la Cámara tenía como objetivo obstaculizar la buena marcha de la legislatura y eso no tiene absolutamente nada de cierto.


C.O.T.- ¿Usted le reclamó al Presidente por no dejarles cupo en los puestos directivos de la Cámara a los minoritarios de la coalición?

R.E.G.- Sí, le dije todo. También pregunté, abiertamente, cuál era la razón para que la U, el Partido Conservador y Cambio Radical pudieran hacer coaliciones para ciertos temas con el Partido Liberal y que eso se viera bien, pero que se viera mal si lo hacíamos nosotros.

C.O.T.- ¿Cómo va a manejar el trámite del referendo si usted es antireeleccionista?

R.E.G.- Nosotros votamos un proyecto de ley que permite la convocatoria a un referendo. Ese proyecto fue aprobado en la Comisión Primera con los votos del Partido Liberal para el año 2014, que posteriormente fue ratificado. Esa ha sido nuestra posición. He venido sosteniendo que factores externos que ocurrieron con posterioridad hacen que cada uno de los parlamentarios revise de manera individual su posición.

C.O.T.- ¿Qué efectos reales han provocado las investigaciones de la Corte Suprema?

R.E.G.- Hay mucha preocupación de los congresistas, de manera particular, de quienes de una u otra manera estamos hoy inmersos en una indagación preliminar. Este es un hecho que no tiene antecedentes y que pone a pensar a cualquiera.

C.O.T.- ¿De qué depende que usted se vaya o no para el Partido Liberal?

R.E.G.- Lo primero que uno debe hacer es analizar las posibilidades de éxito. En mi caso, aspiraré al Senado. En el momento en que tome la decisión sobre mi futuro en la política para el año 2010, sabré qué debo hacer.

C.O.T.- Para su elección como presidente de la Cámara, usted estuvo muy cerca de César Gaviria. ¿Fue así?

R.E.G.- Desde luego. Sostuvimos reuniones con toda la bancada del Partido Liberal y con su jefe natural, César Gaviria. Y pulimos todos los aspectos concernientes a mi elección.

C.O.T.- ¿Diría que el liderazgo del movimiento de rebeldía de los minoritarios del uribismo fue del ex presidente Gaviria?

R.E.G.- Totalmente. La verdad es que el ex presidente tiene un liderazgo importantísimo.

C.O.T.- ¿Es cierto que a usted lo investigaron por el Proceso 8.000?

R.E.G.- En el año 1997 yo era uno de los políticos santandereanos con mayor proyección electoral. Me vi envuelto en el Proceso 8.000 cuando alguien que utilizó la figura de testigo secreto con reserva de identidad dentro de un proceso que le iniciaron al ex contralor Rodolfo González me hizo aparecer como una de las personas que el doctor González utilizaba en sus relaciones con el cartel de Cali. En el año 2000 la Fiscalía General determinó una preclusión de la investigación por la clara inexistencia del hecho. A mí me absolvieron, pero no porque no hubiera pruebas, sino porque jamás existieron tales hechos.

Gómez Román, Convergencia de ala liberal

Cecilia Orozco T.- ¿Cuál es su trayectoria política?

Representante Édgar Gómez R.- Nací a la vida política con el doctor Alfonso Valdivieso Sarmiento. Fui elegido al Concejo de Bucaramanga en el año 92. Posteriormente aspiré a la Alcaldía de Bucaramanga y después llegué a Convergencia Ciudadana.

C.O.T.- ¿Usted es más liberal que de otro partido?

R.E.G.- He sido de ideología liberal y creé el ala liberal de Convergencia.

C.O.T.- Pero el presidente de Convergencia está detenido.

R.E.G.- Convergencia era un partido nacido en las entrañas de nuestro departamento y allí estaba establecido el pluralismo político, es decir, convivíamos liberales, conservadores, independientes y de izquierda.

C.O.T.- ¿Cómo es su relación actual con Luis Alberto Gil?

R.E.G.- Pienso que está atravesando por una situación difícil y que en esos casos muchas personas le voltean la espalda a uno.

C.O.T.- ¿Por eso fue a La Picota?

R.E.G.- Estuve allá el martes pasado. Fui a visitar tanto al doctor Gil como al doctor Riaño (ambos de Convergencia). Estuve allí 15 minutos.

Temas relacionados