El regreso al trueque, propuesta de Uribe a Venezuela

El mandatario lanzó la idea en Colombiamoda, con la intención de que las deudas que mantiene el vecino país con los exportadores colombianos se paguen con productos.

La antigua práctica indígena de intercambiar productos, excluyendo el uso de moneda, podría volver a utilizarse entre Colombia y Venezuela, de cristalizarse la idea que lanzó ayer el presidente Álvaro Uribe en el acto de instalación de la XX edición de Colombiamoda.

La feria abrió sus puertas ayer en Medellín, con la intención de generar negocios por US$45 millones y recibir a 4.500 compradores, internacionales y nacionales.

La puesta en marcha de Colombiamoda sirvió para que Gobierno y empresarios analizaran las dificultades del sector, entre las que se encuentran las demoras en el pago de sus exportaciones a Venezuela. Sobre este aspecto, el primer mandatario le dijo al ministro de Comercio, Luis Guillermo Plata, que explore la posibilidad de solicitarle al vecino país que cancele esas cuentas por pagar con productos.

Según cifras de esa cartera, las deudas de los venezolanos con los empresarios nacionales ascienden a los US$275 millones y en el caso del sector textiles-confecciones suma US$80 millones. Los pagos, que se deben hacer por medio de la Comisión Administradora de Divisas (Cadivi), presentan moras superiores a 90 días.

Pero además de este tema, los empresarios le solicitaron respuestas al Gobierno en cuatro ejes: primero, el control al contrabando, para lo que Uribe Vélez hizo otra propuesta: crear una red de cooperantes de los empresarios. “Sería una integración entre el sector privado y la Policía Fiscal Aduanera para que se informe sobre todo lo que se parezca a contrabando”, manifestó.

El segundo punto tiene relación con fortalecer el mercado interno, sobre lo cual surgió una inquietud del presidente de la Andi, Luis Carlos Villegas, quien aseguró que por el sobrecargo del 20% que deben pagar los consumidores de estratos altos y de los sectores industrial y comercial de Colombia, la energía eléctrica es más costosa en el país que la que se vende en el exterior.

Frente a este tema, Uribe se comunicó con el ministro de Minas y Energía, Hernán Martínez, quien explicó que por el sobrecargo el país recauda unos $450 mil millones al año para subsidiar a los estratos bajos. De igual manera, se definió lanzar una ofensiva para que las grandes superficies y las cajas de compensación compren más confecciones nacionales.

Los textileros también solicitaron flexibilizar las condiciones para el otorgamiento de créditos, en especial para los pequeños, porque les faltan garantías. El presidente de Bancoldex, Gustavo Ardila, se comprometió a analizar la situación.

Finalmente, los voceros del sector textil solicitaron al Gobierno hacer las gestiones con el fin de que el Congreso de EE.UU. renueve, a partir del próximo 1 de enero próximo, las preferencias arancelarias del Atpdea.

Temas relacionados