Consulta conservadora: ¿con Noemí Sanín y Marta Lucía Ramírez?

El Partido decidió que no pedirá el aplazamiento de la misma, prevista para el 27 de septiembre.

La sugerencia que le hizo la ex embajadora en el Reino Unido, Noemí Sanín, a los conservadores para que pidieran el aplazamiento de la consulta interna de los partidos —fijada para el próximo 27 de septiembre— no sólo fue rechazada por su colectividad, sino que el directorio unánimemente decidió invitar a Marta Lucía Ramírez a dar la pelea por la Presidencia de la República, de manera que, en caso de aceptar, Sanín no sería la única mujer en la contienda azul.

Por considerar que dos meses son muy poco tiempo para hacer una campaña y que ella está en desventaja frente a los precandidatos conservadores, Sanín había pedido a su partido aplazar la consulta. Desde el principio su propuesta dividió las opiniones del directorio del partido, que ayer a la hora de votar empató 5 a 5, siendo el precandidato Fernando Araújo el sexto voto que determinó no aplazar la consulta.

Lo que pasó, según el senador Ubeimar Delgado, es que las presiones telefónicas de Andrés Felipe Arias, en medio de la reunión, cambiaron la tendencia mayoritaria que se inclinaba por dar más tiempo a los precandidatos. Vale la pena recordar que el ex ministro de Agricultura ha insistido tanto con el tema que esta semana dijo que el presidente Uribe estaba en desacuerdo con la modificación de la fecha de la consulta.

Y logró su objetivo, porque el jefe del Partido Conservador, Efraín Cepeda, confirmó que el día de la consulta seguirá en firme, pero que le pedirá al Consejo Nacional Electoral que no limite las inscripciones (a la consulta) hasta el 12 de agosto, sino que les dé unos días más, es decir, hasta el 27 del mismo mes, para que ingresen otros aspirantes.

Precisamente para llamar a Marta Lucía Ramírez al debate sí hubo consenso. “El directorio conservador unánimemente aprobó esta invitación, personalmente me comuniqué con ella y fue muy amable. Marta Lucía ha estado muy cercana siempre al Partido, son muchos los amigos comunes”, agregó Cepeda.

Claro que estas dos decisiones —la de no aplazar la consulta y la de invitar a Ramírez— ya son interpretadas por algunos miembros de la colectividad azul como un desplante a Noemí. Falta ver qué interpretación da ella.

Temas relacionados