“Quise hacer dúo con Antonio Aguilar”

El ‘Charrito Negro’ prefiere componer su música en el campo.

¿Por qué el ‘Charrito Negro’?

Por vestirme de negro y porque cantaba rancheras mexicanas. El negro me hace ver más luciente, sobre todo en los escenarios y si es negro brillante es más bonito.

¿Es usted un ídolo de las multitudes?

Sí, lo he creído a través de 20 años de carrera artística y en el escenario lo he comprobado.

¿El que se enamora pierde?

Sí, está comprobado, lo aseguran las mujeres y lo decimos nosotros, los hombres.

¿O será que más bien somos masoquistas en el amor?

Pero no sólo las mujeres, también los hombres.

¿Usted cree que una espina saca otra espina?

Siempre lo he creído.

¿Con quién le falta hacer dúo?

 Quise hacer siempre uno con Antonio Aguilar, quien fue mi ídolo y por algo salió el Charrito Negro.

¿A quién quiso y fue un error?

Quise mucho a una muchacha que en este momento vive en Italia, pero fue un error muy grande. Porque fue novia mía por cinco años y se consiguió otro en dos meses y se fue a vivir con él.

¿Se considera un modelo para los nuevos cantantes de su género?

Me considero muy ejemplar, me gusta darles consejos a los nuevos artistas.

¿Y a quién le ha dado uno?

A Pipe Bueno, porque canta canciones mías, y al mismo Johnny Rivera.

¿Perdonaría un engaño amoroso?

Sí, porque a mí también me lo han perdonado.


¿En qué lugar compone?

En el campo, me gusta más.

¿Se ha sentido despechado alguna vez?

Muy poco, creo que más bien me he hecho el de la oreja gorda y eso me ha servido.

¿Por qué el despecho se supera con trago?

Porque cuando uno se toma los traguitos se le despiertan todos los sentimientos y no solamente a uno, sino a las mujeres también.

¿Cómo fue su primera vez en el escenario?

Con muchos nervios, y todavía a través de los años se sienten nervios, el mismo Vicente Fernández lo dice.

¿Qué trago recomienda para pasar el despecho?

En nuestro país, el aguardientico, bien grandecito, pero a mí me gusta mucho el tequilita, porque tiene que ver mucho con las rancheras.

¿Qué le molesta de las mujeres?

Que sean mentirosas.

Su postre preferido.

El de nata.

¿Cuál es su prototipo de mujer?

Me fascinan las mujeres altas.

¿Qué le gustaría aprender?

A pilotear avión.

Temas relacionados

 

últimas noticias