Supersolidaria inicia liquidación de 7.741 entidades

Las organizaciones de trabajo asociado son sancionadas por no cumplir con pagos de seguridad social y parafiscales.

 

 

Redacción Negocios

Una polémica ha despertado en los últimos meses el tema de las Cooperativas de Trabajo Asociado (CTA), entidades del sector cooperativo que ofrecen servicios y procesos productivos a las empresas. Se les señalaba de no cumplir con los requisitos para operar y de no atender las obligaciones relacionadas con seguridad social y parafiscales de sus trabajadores asociados.

Frente a la situación, la Superintendencia de la Economía Solidaria tomó cartas en el asunto e inició los trámites para liquidar a 7.741, de las cerca de 13 mil que hoy existen en el país, aunque en su mayoría no tienen actividades registradas. De acuerdo con un reciente documento de la Anif, al cierre de 2007 las CTA manejaban contratos laborales de 540 mil trabajadores. Un dato que ilustra el incumplimiento de varias de las Cooperativas de Trabajo Asociado es que según los registros del Ministerio de la Protección Social, 2.230 realizan pagos de seguridad social a través de la Pila.

Frente al deterioro en las condiciones de los trabajadores, la presidenta de la Confederación de Cooperativas de Colombia (Confecoop), Clemencia Dupont, propuso la creación de la Defensoría del Trabajador. La iniciativa ya se le planteó al Ministerio de la Protección Social y a la entidad de control, que tiene como objetivo apoyar las labores de vigilancia y control para que las CTA cumplan con las obligaciones laborales.

Aunque queda la inquietud, como lo plantea la Anif, de si la preocupación del Gobierno por meter en cintura a las CTA responde a los reparos hechos por el Congreso de EE.UU. sobre el desconocimiento de derechos laborales en el país, frente a la aprobación del TLC.

Desde la perspectiva de los trabajadores, Julio Roberto Gómez, secretario general de la Confederación General del Trabajo (CGT), manifestó que el país debe acabar con las CTA, porque afectan los derechos de la fuerza laboral, aunque ven con buenos ojos las medidas adoptadas.

Al respecto Dupunt dice que hay que acabar con las “falsas cooperativas”, pero manifiesta que hay muchas que sí cumplen su misión, al ser entidades donde profesionales y trabajadores prestan servicios y tienen actividades productivas respetando los derechos laborales, además son una fuente de trabajo.