La Fiesta de ‘Pepe’ Alzamora: 50 años

Durante este fin de semana La Perla del Caribe está de rumba. Entre competencias náuticas se elegirá la reina.

A ‘Pepe’ Alzamora le han pasado los años pero no los recuerdos. A sus 77 abriles evoca con envidiable precisión los 18.250 días, 1.520 semanas o 608 meses que transcurrieron, dos años después, desde el día en que puso a sonar un equipo de sonido alquilado por $20, para animar la competencia de natación y regata que había organizado en la playa. Era entre un grupo de estudiantes de colegio que todas las mañanas nadaban en la bahía y unos pescadores del sector que con remo y canalete compitieron a bordo de sus cayucos.

Ese 29 de julio de 1957, fecha en el que se celebró un aniversario más de la fundación de la ciudad de Rodrigo de Bastidas, la gente se entusiasmó tanto que en medio de la música y la algarabía, en hombros sacaron a los competidores y los pasearon a la orilla del mar en señal de victoria. Pulcro e impoluto emergió de la muchedumbre mojada un hombre vestido de blanco para felicitarlo por la emoción de las pruebas. Era el capitán del puerto marítimo de Santa Marta, Francisco Ospina Navia, otro de los gestores de la tradicional fiesta.

El reto fue grande para ‘Pepe’ Alzamora, un curtido deportista que representó al Magdalena en dos competencias nacionales de natación en 1950 y 1954, pero no ganó porque tenía que entrenar en la playa pues para llenar las piscinas dejaba a la ciudad sin agua o le tocaba desviar una acequia. Proyectó la segunda actividad con el apoyo de ‘Pacho’ Ospina y fue así como el 12 de octubre del 1958 hicieron el Primer Festival Acuático Nacional. Posteriormente, crearon la primera oficina departamental de turismo, con la que organizaron la Primera Fiesta Nacional del Mar.

Este año José ‘Pepe’ Alzamora es homenajeado por el importante legado que le ha regalado al país. Y aunque esta vez sí lo tuvieron en cuenta para la organización del evento, no deja de sentir pena y dolor por la manera poco apasionada como se han celebrado algunas de sus fiestas. Desde el pórtico de su casa mira hacia donde emerge el dios Neptuno y se adentra en una de las más antiguas edificaciones del centro histórico de Santa Marta, la Casa del Tesoro de las Arcas Reales. Su casa. Una imponente vivienda que sirvió para almacenar el oro que los conquistadores se llevaron a España, pero que hoy sólo alberga muebles antiguos, las fotos de cada una de las reinas del mar, los afiches y los recuerdos de las fiestas que desde entonces se han hecho.

La celebración

Luego de haber sido aplazada durante un año, por la ejecución de las obras de restauración del centro histórico de la ciudad, Santa Marta inició la celebración de los 50 años de la Fiesta Nacional del Mar. Con un aire de renovación “la bahía más linda de América” les empezó a ofrecer a los samarios y sus visitantes cinco días folclor, belleza y deportes náuticos, en el marco de la celebración de los 484 años de la ciudad más antigua de América del Sur.

En total serán 800 artistas los que participarán en más de 20 actividades, como son los desfiles de balleneras y de carrozas, muestras gastronómicas y de danzas, concierto del mar, entre otras.

Temas relacionados