Bill Clinton, de sorpresa en Norcorea

Logró la liberación de dos periodistas retenidas por Pyongyang

.El ex presidente de Estados Unidos Bill Clinton llegó el martes de manera sorpresiva a Pyongyang, Corea del Norte, en un viaje sin aviso que buscaba la liberación de dos periodistas estadounidenses presas en ese país desde marzo. Según los primeros informes de la agencia  oficial de noticias  KCNA, Clinton habría triunfado y logrado el perdón de las dos  mujeres.

La retención de Laura Ling y Euna Lee se había convertido en tema de primer orden en las relaciones entre el gobierno de Barack Obama y el régimen de Kim Jong-il, y para muchos su liberación podría bajarle la temperatura a la crisis producida por Corea del Norte, cuando puso a prueba un misil nuclear a finales de mayo.

Las dos reporteras fueron detenidas el 17 de marzo en la frontera de Corea del Norte con China mientras grababan imágenes para un documental sobre el tráfico de mujeres refugiadas norcoreanas. Fueron juzgadas en Pyongyang y el principal tribunal norcoreano las condenó en junio a 12 años de trabajos forzados por entrada ilegal en su territorio.

El ex presidente Clinton fue prudente, pero los medios norcoreanos aseguraron que llevaba un “mensaje verbal de Barack Obama”. El portavoz de la Casa Blanca negó esa información. “Mientras esta misión, solamente privada, para asegurar la liberación de dos estadounidenses esté en curso, no tendremos comentarios”, señaló en un comunicado el portavoz de la Casa Blanca, Robert Gibbs.

No es la primera vez que el esposo de la hoy secretaria de Estado norteamericana, Hillary Clinton, busca acercarse al régimen comunista norcoreano. Durante su segunda presidencia, Clinton buscó diálogos con Kim Jong-il y, de hecho, contempló la posibilidad de reunirse con el polémico líder.

Aunque la cita nunca pudo llegar a concretarse, su secretaria de Estado, Madeleine Albright, se convirtió en el año 2000 en la primera representante de un gobierno estadounidense en visitar Pyongyang desde el fin de la Guerra de Corea, en 1953.