Cicle, un viaje hacia la liviandad

Hasta el 16 de agosto 8 p.m. y domingos 5 p.m.

Sus cabezas nunca contemplaron la posibilidad de hacer una superproducción. En cambio sus corazones siempre estuvieron sintonizados con la idea de realizar un espectáculo en el que lo más importante fuera el despertar sentimientos en el público.

Así, y después de muchas cavilaciones, nació Cicle, un viaje hacia la liviandad, una iniciativa gestada desde la Corporación Producciones La Ventana en la que se mezclan actos de circo con historias y dramaturgias contemporáneas.

Cicle, como resumen sus actores este innovador montaje, es más un espectáculo de circo teatro que de circo contemporáneo, porque las acrobacias van enlazadas con una historia y los números aéreos están representados por unos personajes que tienen una finalidad en la narración. Cada integrante del colectivo pone al servicio de la historia todas las disciplinas que manejan.

“Esta obra partió de una posición muy existencialista en la que uno se pregunta qué hay después de la vida y qué nos queda por vivir. A partir de eso pensamos en los miedos y las fobias que la gente se lleva todos los días en la maleta y quisimos hacer un espectáculo redondo”, asegura Érika Ortega, directora artística de Cicle, un montaje multidisciplinario tanto en frente del público como tras bambalinas, porque los actores se encargan de resolver hasta el más mínimo detalle de la puesta en escena.

La Corporación Producciones La Ventana se dedicaba a trabajar para lanzamientos y para posicionamientos de marca, hasta que hace un año pensó en que era hora de lanzar a la luz pública su propia producción. Se aventuraron en este barco sin patrocinio, pero consiguieron el apoyo de personas y marcas que colaboraron con el maquillaje y el vestuario.

“Nos caracterizamos por nuestra condición multidisciplinaria, porque hay músicos, artistas circenses, actores abanderados en la técnica clown y expertos en el formato audiovisual debido a que necesitamos algunas animaciones”, comenta Érika Ortega.

Cicle, un viaje hacia la liviandad, ya está en los teatros para demostrar que las tablas son puro sentimiento.

 Teatro de Bellas Artes de Bogotá, carrera 68 N° 90-88. Temporada hasta el 16 de agosto 8 p.m. y domingos 5 p.m.

Temas relacionados

 

últimas noticias