Los Estados Alterados están de vuelta

La banda considerada como la pionera en el sonido electrónico en Colombia, prepara un nuevo álbum después de doce años de ausencia.

Algunos decían que eran bichos raros. Otros, un poco más respetuosos, opinaban que eran una especie de niños exploradores. El caso es que por no estar dentro del común de los jóvenes de Medellín y por querer ir un poco más allá de lo evidente, Elvis, Tato y Mana crearon a finales de la década del 80 un proyecto llamado Estados Alterados.

Dedicarse al metal en la capital antioqueña era algo demasiado normal para este trío. Inclinarse por la realización de covers de grupos famosos, nunca llegó a satisfacer las expectativas de estos personajes que encontraron en las armonías electrónicas el núcleo para desarrollar su propuesta sonora.

“Había muchos caminos que los jóvenes de ese entonces en Medellín podían tomar y nosotros preferimos enfocarnos en la parte creativa. Recuerdo que nosotros pasábamos horas enteras frente a un sampler, tal vez el único que había en Antioquia en ese entonces, y con un micrófono nos poníamos a experimentar. Por ejemplo, decíamos quebremos esta madera, filtremos el sonido y salían cosas chéveres”, manifiesta Tato Lopera, quien se conoció con Elvis, con Mana y Ricky (los dos bateristas de la agrupación en distintos momentos) en el bar New York, New York, muy cerca de Envigado.

En alguna oportunidad, Elvis llegó al estudio de grabación con un tubo de metal y sus compañeros pensaron que ese elemento tendría que ser un bajo excelente y así lograron varias de sus canciones exitosas. La gran apuesta de Estados Alterados siempre ha sido que no solamente se encargan de diseñar letra, melodía y ritmo, sino que se ocupan de crear el ambiente propicio para el sonido, ratificando la idea de que son unos arquitectos sonoros.

“Mirando en retrospectiva en la música de los Estados Alterados había algo de lo oscuro que nos tocó vivir en Medellín durante los 80 y esa creatividad disparada era una reacción en contra de lo que pasaba y era una forma de exorcizar lo que estábamos viviendo”, comenta el vocalista Elvis, cuyo verdadero nombre es Fernando Sierra.

Ninguno de los integrantes de esta banda tiene conciencia de que fue una de las pioneras en implementar elementos electrónicos en el rock colombiano. Sin embargo, su sonido sigue marcando el norte de muchas agrupaciones del mismo corte. Incluso el grupo Sexy Lucy tiene una versión de Muévete en el que el invitado especial es Elvis y están pensando en hacer un video en el que aparezcan los Estados Alterados, para que las nuevas generaciones le pongan rostro a una canción que está en el inconsciente colectivo.

“En estos días me preguntaron por qué se había acabado el grupo y yo les dije que no se había acabado, sino que nos estábamos demorando doce años en hacer un álbum. Ya tenemos la mitad del disco mezclado, tenemos trece canciones, pero en el registro aparecerán sólo nueve o diez”, aclara Tato.

Por tratarse de una producción independiente, los procesos han sido mucho más dispendiosos, pero los integrantes del grupo tienen la esperanza de lanzar el álbum a finales de este año. Con este nuevo trabajo piensan recuperar el espíritu de los Estados Alterados, corroborando que la esencia no está en lo electrónico, sino en la exploración de nuevos caminos.