Los tres muertos de Kennedy

Después de un día de investigaciones e interrogatorios a testigos por parte de las autoridades, una de las hipótesis del triple asesinato registrado el pasado jueves en un asadero de carnes de la localidad de Kennedy toma fuerza.

Al parecer, un grupo de cuatro comerciantes de finca raíz y vehículos entró a almorzar en el asadero Mi Lindo Ranchito, en la Avenida 1° de mayo con Carrera 68. Se sentaron, comieron y se dispusieron a pagar cuando, en el trayecto de la mesa en la que se encontraban hacia la caja, se enfrascaron en una riña con otros dos comensales del lugar.

Los hombres comenzaron a discutir hasta llegar a un grado de acaloramiento tal que los llevó a desenfundar sus armas (al parecer los seis hombres estaban armados) y a abrir fuego contra sus adversarios. El saldo de la riña fue trágico: en el altercado fallecieron Celso Pérez Roncancio, Carlos Orlando Galvis Ramírez y Luis Alfonso Menjure Rodríguez.

Otra de las hipótesis, descartada por el comandante de la central de Policía de Kennedy, coronel José Vaquero, sostenía que los asesinatos habían sido producto de una muerte por encargo. No obstante, las versiones de los testigos fueron fundamentales para desmentirlas.

“Aquí no se puede hablar de un caso de inseguridad, fue un suceso marcado por la intolerancia y la intolerancia es la que nos está matando a los bogotanos”, declaró el coronel Vaquero mientras patrullaba las calles de la localidad.