Colombia busca protagonismo en el Mundial de Atletismo

Los 4X100, carta fuerte de la delegación nacional en las justas.

Felipa Palacios, Yomara Hinestroza, Darlenys Obregón, Norma González y Alejandra Idrobo integran la posta de 4x100, principal carta de Colombia en el Mundial de Atletismo. Brigitte Merlano correrá los 100 metros vallas.

Tienen en común, además del color de piel, su origen humilde, el deseo de superación y la potencia de sus piernas. Y aunque provienen de regiones distantes, la vida y el destino las reunió en busca del mismo objetivo: meterse en la final del Mundial de Atletismo que comienza el próximo sábado en Berlín, Alemania.

Cinco de ellas integran la posta de 4x100 metros y la otra corre los 100 vallas. Todas le han dedicado su vida al deporte y a él le deben lo que son. Y aunque ya han celebrado mucho, no dejan de plantearse objetivos complicados. “En Helsinki, Finlandia, en 2005, las chicas ya lograron la sexta posición del relevo. A Felipa Palacios, Norma González y Darlenys Obregón las acompañaba Melissa Murillo, una de las mejores partidoras que hemos tenido. Este año estarán Yomara Hinestroza y Alejandra Idrobo, con quienes estoy seguro de que podemos repetir o mejorar esa actuación”, señala el experimentado técnico Valentín Gamboa, timonel del equipo nacional.

Con esa ilusión, la de estar presentes en la última prueba del campeonato y medir fuerzas ante las poderosas cuartetas de Estados Unidos y Jamaica (así como pasó en Gotemburgo, Suecia, en 1995, cuando la posta colombiana finalizó séptima), viajaron a Alemania la semana pasada y hoy afrontarán su última carrera de preparación, en una reunión atlética en Leipzig.

“Hemos trabajado muy duro para bajar de 43:30 segundos, con eso podemos estar en la final. Tenemos una gran ilusión, pero sobre todo la convicción y la fuerza mental para lograrlo”, explica Yomara, la más joven del grupo, quien con 22 años debutará en un mundial de mayores.

Ella nació en Pradera, Valle, y al igual que sus compañeras salió adelante gracias al atletismo. “Comencé a correr por mi hermana y por la entrenadora Yolanda Beltrán. Recuerdo que a veces lo hacía descalza. Luego me destaqué y llegaron las ayudas de Indervalle y de Coldeportes”, dice la vallecaucana, hoy estudiante de Trabajo Social en la Universidad Metropolitana de Puerto Rico, país que ha acogido y apoyado al menos a 50 atletas colombianos en la última década.

Brigitte Merlano, la atlanticense que correrá los 100 metros vallas en Berlín, también vive allí y el año entrante se graduará como fonoaudióloga de la Universidad del Turabo.

“Yo realmente de niña nunca soñé con ir a un Mundial o a unos Olímpicos. De hecho, aunque me inicié en el atletismo como a los nueve años, apenas a los 15 gané mis primeras pruebas”, acepta la campeona suramericana de la especialidad, quien dice que aún tiene muchas cosas por mejorar: “Puedo aumentar mi velocidad y mi salida a la primera valla es malísima”. Reconoce que el fogueo internacional del último año le ha servido para mejorar su ritmo de carrera. “Estaba muy acostumbrada a correr sobre 13 segundos y con eso ganaba, ahora estoy ya en los 12 y hay que seguir progresando”, señala la pupila de Aymer Orozco, el entrenador de su niñez, quien le daba para el transporte cuando su madre no podía.

Brigitte, Yomara y el propio Valentín concuerdan en que a pesar de las limitaciones económicas, la Fedeatletismo y el Comité Olímpico Colombiano “se han fajado” para darles el fogueo suficiente como para llegar bien al Mundial.

“Estuvimos en cerca de seis competencias en Cuba, República Dominicana, Puerto Rico, Perú y Colombia, además de las que hagamos en Alemania antes de la carrera, así que sabemos más o menos en dónde estamos”, comenta Gamboa, convencido de que “aunque es muy complicado que los atletas vivan del deporte, sí lo utilizan como medio para sacar adelante sus estudios o conseguir trabajos. Y eso que ahora hay recursos gubernamentales y programas de apoyo que antes no existían”.

El técnico nacional no quiso pronosticar los resultados de sus dirigidos, pero explicó que “un buen resultado en Berlín nos garantizaría trabajar tranquilos y enfocados en los Olímpicos de Londres 2012, pues a este grupo de niñas se puede unir Nelcy Caicedo, una jovencita que viene muy bien”.

En el mundo hay 211 países afiliados a la Federación Internacional de Atletismo y al menos 120 de ellos tienen equipos de velocidad. Colombia logró la marca mínima (43:46) que lo ubica entre los 24 mejores, pero sus integrantes quieren bajarlo para estar más cerca al podio. Tienen tumbao para lograrlo, ojalá también cuenten con suerte.

Temas relacionados

 

últimas noticias