La nueva era de Rafael Correa

Este lunes Rafael Correa jurará, por segunda vez, como mandatario de los ecuatorianos.

Este lunes, tres años después de ganar las elecciones presidenciales en las urnas, Rafael Correa jurará por segunda vez respetar y hacer cumplir la Constitución de Ecuador como su presidente.

Y adicionalmente, el mandatario celebrará con una nueva responsabilidad: en la noche, cuando se inaugure la cumbre de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur), recibirá la presidencia pro-témpore del grupo de manos de la presidenta chilena, Michelle Bachelet.

La primera acción de Correa será la convocatoria de un Consejo Suramericano de Defensa que discuta qué alcances tendrá en la región el acuerdo entre Bogotá y Washington que permitirá a militares estadounidenses operar desde Colombia.

Sobre ese tema, la Asamblea Permanente de la Sociedad Civil por la Paz propuso en Quito “crear un grupo de países que aborde la crisis diplomática” en la región.

La iniciativa, conocida por la agencia de noticias EFE, será presentada durante la cumbre de Unasur y propone que la crisis se aborde desde el Consejo Suramericano de Defensa y se propicie un “diálogo constructivo” con Estados Unidos para, según explicó Jaime Zuluaga, vocero de la Asamblea, “discutir las políticas de defensa estadounidenses que afectan a la región”.

El documento señala que si bien se debe respetar el derecho soberano de los gobiernos de establecer convenios multilaterales de diverso orden, “en este caso se ha generado una situación que tiene implicaciones para la seguridad y la estabilidad

Precisamente, el gran ausente en la reunión continental será el mandatario colombiano, Álvaro Uribe. “Él fue invitado porque, a pesar de que no tenemos relaciones diplomáticas, la Unasur es un espacio distinto. Lamentamos que no haya venido”, le dijo el vicecanciller ecuatoriano, Lautaro Pozo, a la agencia Reuters.

Temas relacionados