Se disparará contrabando al suspender suministro de gasolina a Colombia

A los habitantes de la frontera con Venezuela les costará más. Podría estar en $6.000.

La decisión de suspender el suministro de combustible de Venezuela a Colombia, como lo anunció el presidente Hugo Chávez, sólo servirá para disparar el contrabando de gasolina hacia Colombia.

Así lo señaló el ministro de Minas y Energía, Hernán Martínez, durante la rendición de cuentas de empresas del sector.

Martínez explicó que pese a la decisión del presidente Chávez, el Gobierno colombiano mantendrá su compromiso de vender energía y gas a Venezuela hasta que ellos lo requieran.

El acuerdo suscrito entre los dos países le permite hoy a Colombia obtener 4,5 millones de galones mensuales de gasolina, los cuales se distribuyen en Norte de Santander, con 2,2 millones galones, y los 2,3 millones restantes a La Guajira.

Pese al suministro de gasolina por parte de Venezuela, los pimpineros ingresan por contrabando al país 12 millones de galones, los que son vendidos en las esquinas de Riohacha y Cúcuta, generando competencia desleal a las estaciones legalmente constituidas.

“Nos preocupa mucho esa decisión, porque se puede crear un mayor flujo de contrabando en la frontera”, explicó Martínez.

Consideró que se va a crear un tráfico mucho mayor de contrabando entre las fronteras y eso puede desembocar en un problema serio de seguridad industrial.

Frente a esta situación, la presidenta (e) de Fendipetroleo, gremio de los distribuidores de combustibles, Kelly Ortega, señaló que la medida del presidente Chávez es muy preocupante debido a que con el suministro de combustible venezolano hay precios competitivos y se contrarresta el contrabando, porque el usuario prefiere tanquear en una estación que en una esquina de las ciudades fronterizas.

Ahora lo que sucederá es que el galón de la gasolina pasará de $3.500 a $ 6.000, con lo cual se pondrán en riesgo 1.800 empleos, en 230 estaciones de servicio, explicó.

La directiva pidió al Gobierno que se busque un diálogo con diplomacia para superar el incidente y retornar a la normalidad.

El contrabando de gasolina de los pimpineros evita que el Estado reciba cerca de $300 mil millones al año por impuestos.

A esto se suman $400 mil millones que no pagan las estaciones de servicio de 12 departamentos fronterizos, porque se les vende sin impuestos, pero que lamentablemente terminan vendiéndose en otras ciudades del país a los precios de referencia, lo que permite que los contrabandistas internos tengan una ganancia de $1.200 más por galón.

Frente a esta situación, el ministro de Minas anunció un proyecto de ley para eliminar los cupos de gasolina en las zonas de frontera y estos recursos serían destinados a programas de electrificación rural.

Esta iniciativa ha sido apoyada y controvertida por la comunidad y los empresarios que venden combustibles en las zonas de frontera.

Fendipetróleo señaló que los propietarios de las estaciones de servicio fueron obligados a hacer grandes inversiones para certificarse, poder obtener los cupos con descuentos y competir con los vendedores ilegales, y que ahora se busca eliminar la medida, lo que genera una inestabilidad jurídica en los acuerdos.

Hasta ahora, el suministro de gasolina de Venezuela a Colombia se desarrolla sin problemas.  Entre tanto, el ministro Martínez señaló que de ser necesario un plan de contingencia se suministrará a la frontera combustible de las refinerías de Cartagena y Barrancabermeja.

 

últimas noticias