Brigitte Merlano sigue en carrera

La atlanticense avanzó a las semifinales de los 100 metros vallas. Este miércoles Paulo Villar corre los 110.

Una jornada irregular tuvieron el martes los representantes colombianos en el Campeonato Mundial de Atletismo que se realiza en el estadio Olímpico de Berlín, Alemania.

Los dos primeros deportistas nacionales inscritos no pudieron avanzar a la siguiente ronda y tampoco lograron mejorar sus marcas anteriores.

Por problemas físicos, el vallecaucano Daniel Gruesso finalmente no participó en las eliminatorias de los 200 metros.

Catherine Ibargüen, por su parte, ocupó la casilla 15 en el salto alto al conseguir una marca de un metro y 85 centímetros. El mejor registro de la atleta antioqueña es el 1,93, que consiguió el 22 de julio de 2005 en Cali.

La atlanticense Brigitte Merlano, en cambio, sí pasó a las semifinales en la prueba de los 100 metros vallas. Aunque finalizó quinta en su serie, la actual campeona suramericana avanzó gracias a que hizo uno de los cuatro mejores tiempos entre quienes no clasificaron por posición.

Merlano, quien registró 13,19 segundos, correrá este miércoles en la segunda semifinal, desde las 11:45 de la mañana.

El miércoles también competirán Paulo Villar, en los 110 metros vallas, y Darlenys Obregón, en la primera ronda de los 200 metros.

Por fin lograron el oro

La nota destacada de la jornada fue la consagración de la lanzadora de jabalina alemana Steffi Nerius y el corredor keniano de 3.000 metros Ezekiel Kemboi.

Ambos deportistas lograron previamente tres subtítulos mundiales en sus especialidades y el martes, por fin, se subieron al primer lugar del podio.

En la final del salto triple masculino, el británico Phillips Idowu venció al campeón defensor, el portugués Nelson Évora, mientras que en los 400 metros vallas masculinos el ganador fue el estadounidense Kerron Clement.

La gran figura del día fue la estadounidense Sanya Richards, dominadora de los 400 metros en los últimos años en grandes premios y otras competiciones internacionales, quien también logró por fin un gran oro, al imponerse en la final de Berlín y devolverle a su país un título que no ganaba hacía 16 años, después de que lo lograra Jearl Miles, en Stuttgart 1993.

Richards, de 24 años, parecía reñida con la gloria en los Mundiales y en los Juegos Olímpicos. Hasta ahora tenía como mejores referencias la plata de Helsinki 2005 y el bronce de Pekín 2008. El martes corrió más rápido que nunca y conquistó el máximo galardón de su carrera.

Temas relacionados