Este lunes en la noche, gran estreno de ‘El Capo’ en el Canal RCN

Personajes fuertes, historias asombrosas y recursos técnicos innovadores forman parte de esta nueva producción.

El inmensurable deseo de conocer hasta el más mínimo detalle de la vida de esos míticos personajes que con sus extravagancias se convierten en los dioses de muchos y en los malechores de otros, parece ser una fórmula de éxito en la televisión nacional.

Producciones desbordadas de realidad, violencia y narcotráfico han marcado la tendencia en los últimos años. “Este tipo de series muestran desgraciadamente nuestra realidad, esto es lo que somos y a la gente le gusta verlo”, afirma Riccardo Gabrielli, director de El Capo.

Si bien esta propuesta le apuesta a exponer la cruda realidad del país, también trata de resaltar otros valores que evidencian el carácter valiente y luchador de la población. “Esta serie no le hace apología al narcotráfico, simplemente muestra a seres humanos que no tuvieron otra opción de vida, con sus defectos y virtudes”, comenta Marlon Moreno al presentar el proyecto que se ha convertido como en un hijo.

Aunque muchos piensan que esta novela seriada es un relato de la vida de Pablo Escobar, realmente es la fusión de varios capos. La historia está centrada en Pedro Pablo León Jaramillo (Marlon Moreno), el gran capo de los capos. Un hombre que por necesidad y ambición se convierte en el narcotraficante más poderoso y más buscado por las autoridades y a quien la vida lo llevará a esconderse en un búnker construido bajo un lago.

En producción El Capo rompe con todos los esquemas que hasta ahora marcaban la pauta respecto a la forma de hacer televisión en el país. El proyecto en su mayoría fue grabado en formato cine, en exteriores y locaciones reales como la catedral de sal de Nemocón y la Hacienda Nápoles. Cuenta con un elenco formado por más de 50 actores de reconocida trayectoria como Elkin Díaz, Marcela Mar, Katherine Vélez, María Adelaida Puerta y Diego Trujillo. Además, el departamento de arte tuvo el reto de construir un búnker entero a escala real, una cárcel propia en un estudio de más de 600 metros y un avión espía con radares, señales e imágenes térmicas.

Una historia con ritmo vertiginoso, escrita por Gustavo Bolívar, que atrapa, con personajes muy bien construidos, y una gran producción son la nueva apuesta del Canal RCN, que tratará esta noche de jugar con ese deseo desbordante de reconocernos para presentarle al televidente una alternativa que muestra de frente los problemas, que sirva para poder entenderlos y, por qué no, para encontrar soluciones.

Temas relacionados