Cinturón a la medida

Entró en vigencia el decreto que rige la seguridad en el transporte de niños.

El lunes entró en vigencia el Acuerdo 036 de 2009, que establece el uso obligatorio del cinturón de seguridad para todos los menores de edad. La medida comenzó a ser implementada en toda la capital mediante operativos de control realizados por la Policía de Tránsito, que al cierre de esta edición había impuesto 96 comparendos por no acatar la norma, lo que representa un recaudo de $238 millones.

El acuerdo, impulsado por el concejal Edward Arias, establece que los vehículos particulares y de transporte escolar deben contar con cinturones de seguridad en todos sus puestos y que el uso de éste es obligatorio para todos los menores.

La reglamentación ha generado descontento. Según Fernando Castro, portavoz de los transportadores escolares, esta es confusa, pues “no establece especificaciones técnicas claras acerca de los materiales y la instalación de los cinturones. Entonces, lo que pasa es que uno, como transportador, queda a merced de la interpretación de la norma del policía que lo pare”.

Asimismo, Castro afirmó que la Secretaría de Movilidad debía haber adelantado una campaña de sensibilización en torno al uso del cinturón, pero que no la realizó. “Las profesoras y los adultos que van en los vehículos escolares deben recibir algún tipo de orientación sobre cómo liberar rápidamente del cinturón a los niños en una situación de emergencia”.

En ese mismo sentido, Amanda Ramos, representante legal de la   Asociación Nacional de Transportadores Especiales y Turismo (Asonaltet), se muestra preocupada porque considera injusto que los conductores tengan que pagar por la violación de la norma. “El transportador puede pedirles a los niños que se pongan el cinturón, pero si  son los mismos niños los que se lo retiran y se le castiga por eso, creo que es injusto”. Ramos asegura que aunque nunca han estado de acuerdo con la norma, la acatan con respeto.

Varios interrogantes

Para Amanda Ramos, representante legal de la Asociación Nacional de Transportadores Especiales y Turismo (Asonaltet), el acuerdo sobre el uso del cinturón de seguridad para menores no es equitativo, pues no contempla a los buses de servicio público ni a Transmilenio. Además, según la abogada, la norma resultaría contraproducente en ciertos casos, por ejemplo un incendio, porque impediría el movimiento ágil de los menores para la evacuación del vehículo. En la misma línea se expresó Fernando Castro, portavoz de los transportadores escolares, quien considera que la aplicación del uso obligatorio de los cinturones para todos los vehículos menos para Transmilenio es algo que no está bien visto y despierta suspicacias en varios sectores de la opinión pública.

 

últimas noticias