Los enredos de Villamizar

El Senador está involucrado en la investigación por la presunta entrega de notarías a cambio del voto a la primera reelección.

En un comunicado público, el senador conservador Alirio Villamizar manifestó que respeta “la soberanía del Poder Judicial en ejercicio de sus funciones” y que no expondrá “ninguna opinión, interpretación u observación” con relación al allanamiento que ordenó la Corte Suprema de Justicia a su casa en Bucaramanga, dentro de la investigación que adelanta por la presunta entrega de notarías a cambio del voto a la primera reelección. “Estaré atento a los llamamientos que haga la honorable Corte Suprema”, dijo.

Inicialmente se conoció que en la pesquisa las autoridades habían encontrado $1.000 millones en efectivo y una serie de documentos que son objeto de análisis. Según reveló Noticias Uno, entre dichos papeles habría una especie de contabilidad con el registro de pagos de dineros al congresista por parte de funcionarios recomendados por él en entidades como la Electrificadora de Santander, la Lotería de Santander, el Seguro Social y su misma Unidad Técnica Legislativa.

Asimismo, un listado con varias propiedades a nombre de terceros y el documento que comprobaría  la entrega de un subsidio por parte del Ministerio de Agricultura —cuando su titular era el actual precandidato conservador Andrés Felipe Arias— de un subsidio por $496 millones no reembolsable para la adecuación de sistemas de riego en la finca de propiedad de Danny Alirio Villamizar, hijo del senador. En respuesta, Arias indicó que dichos recursos fueron otorgados de manera transparente después de una convocatoria pública. Además de la investigación de la Corte Suprema, el procurador Alejandro Ordóñez anunció también una preliminar contra Villamizar.

Temas relacionados