Sin cambios en las tasas de interés

La inflación se mantiene baja. Analistas creen que en los próximos meses  podrían bajar 0,25%.

El Banco de la República, en su reunión del viernes, fue consecuente con lo que manifestó hace un par de meses. Dejó en 4,5% su tasa de intervención. Había dicho que la mantendría hasta septiembre.

Otra de las razones por las cuales no hubo modificaciones es que la inflación ha mostrado un comportamiento a la baja. En los últimos 12 meses se ubica en 3,28%, cuando el rango meta para este año fue establecido entre 4,5 y 5,5%.

El gerente del Emisor, José Darío Uribe, aseveró que “el descenso se presentó nuevamente en los precios de los alimentos y los bienes regulados (combustible, servicios públicos y transporte), por razones como la debilidad en la demanda interna y externa”. Aunque destacó señales positivas, como la mejoría en las expectativas de los empresarios y los consumidores.

De otra parte, los últimos resultados de la industria, el comercio y la construcción se encuentran en línea con las proyecciones de crecimiento realizadas por el equipo técnico del Gobierno y del Emisor para finales de este año.

Con relación al comportamiento de la economía, Uribe ha manifestado que si bien los datos de crecimiento del primer semestre seguramente serán negativos, lo más probable es que los del segundo sean positivos y compensen para que al final de 2009 el país termine con crecimiento positivo, aunque muy cercano a cero.

Para analistas como José Roberto Acosta, profesor del Colegio de Estudios Superiores de Administración (Cesa), al no reducir las tasas, el Banco podría estar “ahorrando pólvora”, en caso de que ocurra un deterioro mayor de la economía, “aunque considero que hay espacio para otra disminución de 0,25%, en lo que resta del año”.

Coincide con Daniel Velandia, gerente de estudios económicos de la firma Ultrabursátiles, para quien también podría haber una disminución en lo que resta del año, teniendo en cuenta que el Índice de Precios al Consumidor (IPC) podría terminar entre 3,5 y 3,7%. “Por estas razones cabría una nueva reducción y así darle un nuevo impulso a la recuperación de la economía”.

Ahora, el Emisor seguramente esperará a que se conozcan más datos, como el de crecimiento del segundo trimestre del año, que se revelará en septiembre, y la evolución de las relaciones con los vecinos para tener todas las cartas sobre la mesa y tomar decisiones.

últimas noticias