Confirmado: Michael Jackson fue asesinado

La autopsia al cuerpo del cantante  reafirma las sospechas de sus familiares.

La repentina muerte del Rey del Pop el pasado 25 junio en su domicilio en Los Ángeles generó desde el comienzo sospechas entre sus familiares, sobre todo en su más cercana hermana, La Toya Jackson, quien aseguró unos días después del funeral que estaba segura de que su hermano había sido asesinado.

Este viernes las sospechas y las denuncias se hicieron reales, después de que los resultados de la larga autopsia del cantante norteamericano revelaron que Jackson murió por una intoxicación aguda con el anestésico propofol, en circunstancias que según la agencia EFE, han sido calificadas de “homicidio”.

El informe oficial hecho público el viernes fue un extracto de la autopsia realizada al artista y en él se incluyen como factores del fallecimiento otros fármacos que tienen como principio básico benzodiazepine, un compuesto empleado para tratar el insomnio y la ansiedad

Medicamentos como propofol y lorazepam fueron señalados como causantes del paro cardiorrespiratorio del cantante, aunque también se detectaron en los análisis restos de midazolam, diazepam, lidocaína y efedrina.

En el apartado sobre la causa de la muerte, los forenses estimaron que se trató de un homicidio.  El forense dijo que el reporte toxicológico completo permanece en reserva a pedido del Departamento de Policía de Los Ángeles y de la fiscalía del condado de esta ciudad.

Hace unos días, el que fuera médico personal de Michael Jackson, Conrad Murray, aseguró a través de su abogado, Edward Chernoff, que los informes policiales sobre las últimas horas del “rey del pop” no se ajustan a la realidad.

Chernoff afirmó que la descripción de los hechos realizada por las autoridades sobre la actuación de Murray respecto a la muerte del cantante, tal y como quedó recogida en una orden judicial que llegó a manos de la prensa, contiene muchos argumentos basados en suposiciones de los agentes.

“Mucho de lo que dice la orden de registro son hechos. Sin embargo, desafortunadamente, mucho es teoría policial. Más atroz es que la narración cronológica realizada no fue obtenida de las entrevistas con el doctor Murray, como se cita en el documento”, explicó Chernoff.

El abogado declaró que Murray “nunca dijo a los investigadores que encontró a Michael Jackson sin respiración a las 11 de la mañana”, añadió

El informe policial indicó que Murray administró diversos sedantes a Jackson durante la noche anterior a su muerte y, en vista de que ninguno surtió efecto, terminó por inyectar a Jackson propofol, un potente calmante para uso en hospitales, y después se dedicó a hacer llamadas telefónicas.

Temas relacionados