Con armas cortas mataron a awás

Investigaciones indican que la muerte de los indigénas no fueron realizadas por grupos armados.

El fiscal general de la Nación (e), Guillermo Mendoza Diago, reveló que las investigaciones y evidencias halladas conducen a la conclusión de que el armamento usado para perpetrar el asesinato de 12 miembros de la comunidad Awá, ocurrido el pasado miércoles en la vereda El Rosario en Tumaco (Nariño), no fue el que usualmente utilizan los grupos armados.

“Han aparecido vainillas de nueve milímetros que son propias de armas cortas o de ametralladoras Ingram. Eso deja entrever que no son los fusiles 7.62 que utilizan algunos grupos armados”, afirmó Mendoza Diago.

Por su parte, el alto comisionado para los Derechos Humanos de las Naciones Unidas, Cristian Salazar, quien entregó al organismo un informe preliminar sobre el acompañamiento a la comisión investigadora de la masacre, indicó que a las Naciones Unidas le impresiona el número de niños que fueron asesinados, pues no fueron cinco, como se indicó inicialmente, sino siete, lo que representa una nueva dimensión de ataque contra los awás.

Líderes de la comunidad awá pidieron al Gobierno la creación de una unidad especial de fiscales para que investiguen la masacre.

Durante una reunión realizada el sábado con la presencia del ministro del Interior y de Justicia, Fabio Valencia; el fiscal Mendoza y el defensor del Pueblo, Vólmar Pérez, voceros de los indígenas señalaron que la seguridad democrática no llega a sus tierras y que necesitan mayor protección, pues en los últimos meses ya han sido asesinados 37 awás en la región.

Temas relacionados