Nace alianza ciudadana contra el referendo

Buscan crear una red nacional e intervenir ante la Corte Constitucional o, si pasa el referendo, promover la abstención.

La idea surgió el pasado 6 de julio, durante los actos de conmemoración de los 18 años de la Constitución de 1991. Un grupo de 25 ex constituyentes propusieron públicamente que, de aprobarse la ley de referendo en el Congreso, se volvería inminente la necesidad de la defensa de la institucionalidad democrática mediante una amplia unión ciudadana, considerando que en ningún caso la voluntad popular debe ser invocada para destruir o sustituir la Carta Política.

Según argumentaron en esa declaración, la más grave amenaza contra la Constitución proviene de la reforma que permitiría una segunda reelección presidencial: “La Constitución estableció un régimen presidencial con períodos de cuatro años. A partir de allí se construyó su arquitectura orgánica y se fijaron los períodos de los magistrados de la Rama Judicial, de los miembros del Banco de la República y de los entes de control. Este diseño garantiza la separación de los poderes y el sistema de pesos y contrapesos... la apelación al pueblo no purga el vicio que conduciría a la sustitución de la Carta fundamental. Si ello ocurre, se cerrará el ciclo del pacto constituyente para la democracia y la Constitución vigente dejará de existir”, señalaron.

Dicha idea comenzó a redondearse poco a poco y el jueves, en el hotel Rosales Plaza de Bogotá, la que ahora se llama “Alianza Ciudadana por la Democracia” fue ratificada por cerca de 60 personas, entre ellas ex constituyentes, empresarios, académicos, estudiantes, sindicalistas, comunicadores, artistas, líderes sociales, abogados, organizaciones juveniles, entre otras.

Según Sonia Eljach, coordinadora operativa del proyecto, el objetivo es “documentar y argumentar en el plano jurídico que la segunda reelección es inconstitucional, mediante intervenciones ciudadanas ante la Corte Constitucional”. Pero además, en caso de que ese alto tribunal declare la exequibilidad del referendo reeleccionista, el trabajo de la Alianza se enfocará en promover la “abstención democrática, como mecanismo válido y legítimo de participación en tiempos de crisis”.

Ex constituyentes como Augusto Ramírez Ocampo, Iván Marulanda, María Teresa Garcés y Eduardo Verano; Armando Novoa, director del Centro de Estudios Constitucionales Plural; Juan Ángel, actor; Andrés Hoyos, director de la revista El Malpensante; Bruce Mac Master, profesor de la Universidad de los Andes, y el periodista Eduardo Arias fueron algunos de los asistentes a la reunión, en la que se enfatizó que la iniciativa no tiene ningún propósito partidista ni electoral y que se permitirá a la ciudadanía de todo el país vincularse, desarrollando actividades de información, comunicación, pedagogía y movilización ciudadana.

Inicialmente se acordó la conformación de cuatro grupos de trabajo: jurídico, de deliberación y debate público, de comunicaciones y de pedagogía. “Esta Alianza, sin distingos políticos o partidistas, y sin propósitos electorales en las contiendas de 2010, tendrá como propósito constituirse como un punto de referencia para la preservación democrática y su fin último consistirá en la defensa y promoción de las instituciones del Estado Social de Derecho”, reafirmó Augusto Ramírez Ocampo.

La intervención ante la Corte Constitucional como organización ciudadana ya está siendo planificada. Y en cuanto al furibismo, que desde ya los mira con desconfianza, responden, citando al fallecido ex constituyente Orlando Fals Borda: “No se trata de desconocer méritos a quienes corresponde el Gobierno, sino poner talanqueras a los abusos de poder”.