¿Por qué se fue Luis C. Restrepo?

Diferencias con sus compañeros e insatisfacción por su aspiración pudieron frustrar su candidatura a la Cámara.

La súbita renuncia del ex comisionado para la Paz, Luis Carlos Restrepo, a su candidatura para encabezar la lista de Cámara de Representantes por Bogotá del Partido de la U, dividió a los integrantes de la colectividad, quienes no saben a ciencia cierta las razones de la decisión. Al cierre de esta edición las directivas del Partido de Unidad Nacional preparaban una respuesta aceptándole la escueta carta en la que Restrepo les dio libertad para escoger su reemplazo. Mientras tanto, el ex comisionado permanecía en silencio.

Uno de los más sorprendidos con su renuncia fue el ex ministro de Ambiente y cabeza de lista al Senado Juan Lozano: “Deploro que no nos acompañe en la lista. Tenemos una lista muy vigorosa que está en la capacidad de asegurar las mayorías políticas en la ciudad, a pesar del retiro del doctor Luis Carlos”.

El codirector del partido Roy Barreras se declaró “desconcertado” con la salida de Restrepo, que los dejó con los crespos hechos para la presentación de la candidatura que sería oficial el próximo 18 de enero. “Luis Carlos se jugó la vida en uno de los procesos de desmovilización más complejos de la historia colombiana. Tiene toda nuestra gratitud patriótica, pero su renuncia es francamente inexplicable”, agregó Barreras.

En cambio, quien no lo consideró una pérdida fue el senador Armando Benedetti, quien en una clara muestra de las diferencias que tuvo Restrepo dijo: “Al parecer a él (Luis Carlos Restrepo) no le gustó la política. No creo que su salida sea una gran pérdida para el partido y ahora se trata de que Juan Manuel Santos salga a organizar la lista para la Cámara de Bogotá”.

Desde que el ex comisionado fue nombrado director de la colectividad, en marzo pasado, congresistas como Jairo Clopatofsky se opusieron a su gestión y hasta le pidieron en reiteradas ocasiones la renuncia con el argumento de que a Restrepo “le hace falta peso político y experiencia para administrar el partido”.

Esta vez Clopatofsky sostuvo que Restrepo renunció a su aspiración legislativa porque entendió que “una cosa es encabezar la lista y otra un trabajo político. Creo que él fue consciente de eso y se retira porque no jala lo suficiente para una lista a la Cámara por Bogotá. Él mismo fue consciente de que no tenía esa fuerza. El reemplazo tiene que ser una persona muy representativa, podría ser Lucero Cortés u otra”.

Pero las pullas han sido de doble vía y esta semana, en una entrevista, Restrepo dijo que algunos de sus colegas de la U necesitaban tratamiento psiquiátrico.

Por eso, la versión de que su renuncia fue motivada por diferencias con algunos militantes de la colectividad es la más sonada, pero no la única. Algunos congresistas habían rumorado que  Restrepo  no quedó nada satisfecho con su postulación a la Cámara, porque él realmente quería el espacio de Senado que ya estaba asignado a Lozano. Pero una tercera versión es una rivalidad con la representante Lucero Cortés.

Al ser consultada, la congresista admitió que ella había trabajado con la expectativa de que en la lista le darían el número uno, que fue entregado a Restrepo. Sin embargo, dijo que Santos le explicó la situación y ella aceptó sin problema.

“Yo venía trabajando para merecer esa distinción que me daba el partido, pero primero pienso en el grupo y hay que tener espíritu colectivo. Me imagino que (Luis Carlos Restrepo) renunció por los tiempos, pues ya estamos a menos de dos meses de una campaña”, dijo Cortés y agregó que la posibilidad de que ahora le devuelvan el número uno de la lista la deja en manos de “Uribe como jefe superior”.

Según Roy Barreras, son tres los candidatos a ocupar el lugar que dejó el ex comisionado: Lucero Cortés; el columnista, investigador y experto en temas de seguridad Alfredo Rangel; y  el ex ministro y ex embajador Camilo Ospina en caso de que renuncie a la terna para Fiscalía.