Informe de EE.UU. sobre drogas dice que “Colombia debe hacer más”

El Departamento de Estado señala que Bolivia y Venezuela no hacen esfuerzos suficientes.

Cada año, por esta misma época, el Departamento de Estado envía un informe al Congreso en el que evalúa la lucha global contra el narcotráfico y el lavado de dinero. Este documento es la base para que Washington establezca sanciones contra las naciones que, a su juicio, no hacen lo suficiente en esta materia.

El Departamento de Estado señala que Bolivia y Venezuela no hacen los esfuerzos suficientes en la lucha contra las drogas. Además denuncia que las Farc  y el ELN, incluidos en la lista de grupos terroristas, “están relacionadas con las organizaciones de narcotraficantes más agresivas y exitosas de Venezuela”.

Sobre Colombia, se señala que hay mucho progreso en la lucha antidrogas. Sin embargo, aclara que “se debe hacer más frente al surgimiento de nuevos carteles”. Además, reconoce que el país continuó en 2009 una agresiva campaña de interdicción y erradicación de drogas, así como de mantener un fuerte récord de extradición de personas acusadas de narcotráfico en Estados Unidos.

Como en otros años, catalogó a Colombia como un “líder regional” en la lucha contra el lavado de dinero, aunque dijo que el Gobierno debe poner más énfasis y recursos en esa lucha, y continuar las mejoras del nuevo sistema regulador y de cooperación intergubernamental.

Según estadísticas oficiales, en 2009 Colombia logró, por ejemplo, la erradicación aérea de 104.772 hectáreas de cocaína y de forma manual de otras 60.500. Las autoridades colombianas arrestaron a 61.021 personas en conexión con la producción y tráfico de drogas.

Agrega el informe que Colombia, con la ayuda de Estados Unidos, “necesita debilitar más a las organizaciones criminales que han surgido en años recientes para controlar el narcotráfico”, antes en manos de las paramilitares Autodefensas Unidas de Colombia (Auc) y otros antiguos carteles. Asimismo, el “informe sobre la Estrategia Internacional para el Control de Narcóticos” indicó que lograr de forma sostenible la “nacionalización” de ciertos programas antinarcóticos —pese a las limitaciones financieras—, será clave para garantizar el “éxito continuo” de la lucha bilateral contra las drogas ilícitas. Según el análisis, un reto que afronta Colombia es aumentar y fortalecer la presencia del Estado en áreas de conflicto con la guerrilla.

Temas relacionados