Dardos de Pardo al ex mindefensa

Juan Manuel Santos comienza a sentir el rigor de la campaña.

El candidato liberal a la Presidencia de la República, Rafael Pardo, enfiló baterías el lunes en contra del ex ministro de Defensa y ficha segura del Partido de la U en la contienda electoral, Juan Manuel Santos, en respuesta a sus declaraciones en el sentido de invitar a la base liberal a unirse a la causa uribista. “Me parece muy paradójico. Él nunca ha tenido un solo voto liberal para nada y ha estado saltando en cargos burocráticos. Lo que estamos es llamando a la gente liberal, a los que han votado por otros candidatos y por Álvaro Uribe, para que vean en el liberalismo moderno una posibilidad de terminar la guerra y verdaderas opciones de igualdad”, declaró Pardo en diálogo con El Espectador.

Para el aspirante liberal, lo que se está viendo en la actualidad, tras la caída del referendo reeleccionista en la Corte Constitucional, es una “jugada política” en la que todos quieren arrimarse al liberalismo “porque saben que somos la mayoría” y “se autoproclaman liberales cuando le han hecho daño al Partido y no apoyan sus propuestas”. Y continuando con su arremetida contra Juan Manuel Santos, advirtió que aunque éste plantea la idea de darle continuidad a la política de seguridad democrática, “lo más difícil son los falsos positivos y las violaciones de derechos humanos. Quien tenga la costumbre de ser liberal tiene que estar alejado de eso y Santos es completamente opuesto”.

Previamente, en una entrevista con Caracol Radio, Pardo había dicho también que el ex mindefensa sea quien pueda suceder lo que represente el Presidente de la República. “Uribe y Santos son personas totalmente distintas en sus trayectorias políticas. Un heredero del presidente Uribe no puede ser alguien que tenga una trayectoria y posición que venga de los sectores privilegiados de la sociedad. Santos en su vida pública no ha sido elegido para nada, todo lo que ha hecho proviene de la influencia de su familia y del medio de comunicación que controla. Creo que el heredero de una persona cercana al pueblo, como Uribe, no puede venir de estos sectores”, manifestó.

De esta manera, queda claro que desde el lunes se inició en firme la campaña política por la Presidencia y que con Juan Manuel Santos en el ruedo se acabó para él el blindaje que le daba el estar mirando los toros desde la barrera. Incluso, el precandidato conservador Andrés Felipe Arias —quien es visto como un posible aliado del ex mindefensa— marcó este lunes distancia al enfatizar que si hay coalición en el uribismo, sería alrededor de él. Y aunque reconoció que Santos tiene cualidades y calidades para suceder al primer mandatario, se autoproclamó el elegido. “Creo que ese guiño se dio desde hace rato ya, cuando a mediados de 2007, en el Foro de Biocombustibles en Cartagena, me dijo: ‘Arias, necesito mano dura para el año 2010’”. Como quien dice, Santos comenzó a sentir el rigor de lo que es una campaña.