Unión Europea baja arancel a banano colombiano

Tras varios años de disputas legales, la Unión Europea aceptó bajar en 101 euros el impuesto de entrada a la fruta.

Uno de los secretos mejor guardados en la última ronda de negociaciones entre Colombia, Perú y la Unión Europea fue el tema del arancel al banano, el mismo que los llevó a una agria disputa comercial de varios años en el seno de la Organización Mundial del Comercio.

Pero el secreto fue develado ayer: los 176 euros por tonelada que actualmente pagan Bogotá y Lima para la entrada de la fruta al mercado europeo, en diez años se reducirán hasta convertirse en 75 euros.

Sin embargo, el capítulo agrícola aún sigue causando dolores de cabeza en los equipos negociadores, esta vez por cuenta de los temas que el Gobierno colombiano negoció en privado con la delegación europea.

“El Gobierno ha hecho unas ofertas que no son aceptables. Es entregarle el sector lácteo a la Unión Europea. No se puede jugar con la supervivencia de 450.000 familias que están pasando por serias dificultades”, dijo Rafael Mejía, presidente de la Sociedad de Agricultores de Colombia (SAC), en diálogo con El Espectador.

El origen del malestar residiría en la exigencia de Bruselas de un arancel cero a todos sus productos derivados de la leche, los mismos que cuentan con un fuerte programa de subsidios comunitarios. Al cierre de esta edición, los gremios agrícolas y el Gobierno sostenían una reunión de urgencia con el presidente Álvaro Uribe.

Pero el tema que vio el humo blanco en la madrugada del lunes, y que había sido un palo en la rueda, fue el de la desgravación para el ingreso de vehículos europeos a Colombia, pues ambas partes acordaron que los automotores provenientes del Viejo Continente, los de más de US$30 mil que hoy pagan un arancel de 35%, tendrán una desgravación lineal (5% durante siete años).

Para Oliverio Enrique García, presidente de la Asociación Colombiana de Vehículos Automotores (Andemos), “se trata de un hecho histórico que en un acuerdo de esta naturaleza se logre una reducción en menos de 10 años. Con la medida no se amenaza a la industria de ensamblaje en el país, que no produce vehículos de US$30 mil”.

También hubo consenso en que a los vehículos de origen europeo no se los obliga al cumplimiento de la norma E-85, que busca que los motores en Colombia operen con una mezcla de etanol del 15% a partir de 2012.

Temas relacionados
últimas noticias