A Pardo le falta “circo”

James Rubio Soto es un ingeniero civil y profesor universitario que decidió aspirar a la Cámara de Representantes por Bogotá por el Partido Liberal.

¿Cuál es su propósito en la política?

Mi objetivo principal es la renovación interna del partido, la cual se está viendo con Rafael Pardo y pensamos que nuestra actividad ha influido un poco en su cambio. Antes estaba más de centro-derecha y ahora más de centro y aproximándose en algunos aspectos a la izquierda.

¿Qué propuesta tiene?

En lo nacional hay que mejorar la educación como el eje fundamental para el desarrollo del país. Ampliar la cobertura y la calidad. Programas de alta calidad para los niños de cero a siete años, que es cuando se produce el desarrollo del cerebro. Segundo, hay que revisar la Ley 100.

¿Y en Bogotá?

Quiero promover la elección de los alcaldes locales, que se han convertido en un botín de comercio político entre el alcalde y los concejales sin consultar las necesidades de la localidad. Cuando menos un concejal que represente a cada localidad y otros que recojan los votos de la capital, para integrar lo local con lo general y elaborar los planes de desarrollo.

¿Cómo ha visto el ambiente de la campaña?

Hay ataques verbales que se han copiado del talante presidencial, con una actitud desafiante contra lo que consideren contrario a su interés. Por este gobierno la gente recurre a cosas como “romperse la cara”. Además, pasamos de la lechona a lo más grueso, que es comprar conciencias.

¿Cómo ve a Pardo frente a otros aspirantes?

Pienso que ser serio le quita el carisma histriónico que tienen otros candidatos que recurren a actuaciones teatrales para tratar de vender una imagen. Pienso que le falta “circo”, por llamarlo de alguna manera. Pero el Partido Liberal se viene estructurando desde abajo, por eso es el partido el que va a estar presente en las elecciones, no estrictamente el candidato.

Temas relacionados