Estados Unidos inquieta a Turquía

La historia pone tensas las relaciones bilaterales.

Las relaciones diplomáticas entre Estados Unidos y Turquía se tensionaron  después de que la Comisión de Asuntos Exteriores de la Cámara de Representantes aprobara una moción que reconoce el genocidio de la población armenia a manos del Imperio Otomano (hoy Turquía). Tras esto, el primer ministro turco, Recep Tayyip Erdogan, llamó a consultas a su embajador en Washington.

Durante  la I Guerra Mundial, el Imperio Otomano  ordenó la expulsión de sus hogares de cientos de miles de armenios y los obligó a caminar kilómetros por los desiertos sirios.

Los armenios fueron abandonados a su suerte, sin las provisiones necesarias para completar el recorrido hacia Anatolia y buscar un nuevo lugar de refugio. Si regresaban encontrarían la muerte, si continuaban podrían morir también, como en efecto ocurrió con muchos de ellos , pero al menos habrían agotado sus esperanzas.

El choque entre ambas poblaciones fue exacerbado por las diferencias religiosas. Se calcula que en total fueron asesinados 1,5 millones de armenios cristianos, el segundo exterminio más numeroso de la historia después del Holocausto judío.

Temas relacionados