“Vamos a esperar al nuevo jefe de Estado”

El gobierno venezolano ya tiene claro que con el presidente Álvaro Uribe no se arreglarán las diferencias entre los dos países.

Al parecer las relaciones entre Colombia y Venezuela no mejorarán antes de las elecciones presidenciales colombianas. Al menos así lo considera el gobierno de Hugo Chávez, que el domingo le pidió al mandatario de República Dominicana y mediador en el conflicto diplomático, Leonel Fernández, enfocar sus esfuerzos en crear las condiciones necesarias para construir las relaciones con el nuevo Gobierno colombiano.

El canciller bolivariano, Nicolás Maduro, dijo que no habrá avances mientras Álvaro Uribe ocupe la presidencia colombiana y que la acción mediadora de Fernández debería apuntar a trabajar ya con un nuevo gobierno. “Hay que esperar el desenlace de las elecciones presidenciales en Colombia y esperar la llegada de un nuevo jefe de Estado para avanzar. Todo lo que se pueda hacer hoy se debería enfocar en crear condiciones para ese momento. Esperamos que con el nuevo presidente colombiano se puedan establecer relaciones muy claras, basadas en el respeto a nuestro país”, aseguró Maduro, quien se reúne hoy con Fernández en República Dominicana.

Maduro insistió en que “hay que darle tiempo al tiempo” y en que actualmente “todo el mundo está pensando en el posuribismo”. El titular de Relaciones Exteriores de Venezuela señaló que Uribe “convirtió a Bogotá en un centro de conspiración contra la estabilidad de nuestro país y de la región, sobre todo con la apertura de su país a las tropas estadounidenses”.

Para Adam Isacson, director del Centro de Política Internacional en Washington, el gobierno venezolano no debería descartar avanzar con Uribe. “Ellos están esperando un nuevo gobierno, pero todo dependerá de quién gane. Si lo hace Juan Manuel Santos, las cosas se complicarían aún más con los vecinos. Él tiene fama por su odio a Chávez”. Sin embargo, aclara el analista que con los demás —Fajardo, Sanín, Petro, Vargas Lleras o Pardo— habría más diplomacia.

El ministro venezolano se mostró convencido de que la situación con respecto al caso de la supuesta conspiración entre Eta y Farc esté aupada por el Gobierno colombiano y que espera que España “corrija la ligereza de acusar a Chávez”. Sobre este tema, el presidente del Gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, aseguró que su país redoblará los esfuerzos para perseguir a las personas vinculadas a Eta afincadas en Venezuela y confió en que el presidente Chávez colabore en esta tarea.