Límite de inversión en acciones

Los Fondos de Pensiones son los principales inversionistas del mercado local.

También es conocido que los Fondos han tenido un papel menos protagónico en el mercado accionario: tradicionalmente estuvieron concentrados en instrumentos de deuda pública, con participaciones cercanas al 70% de los portafolios y, específicamente, en deuda pública con participaciones superiores al 40%.

No obstante, esa situación parece haber cambiado y para el último año la participación de las inversiones en renta fija bajó al 57% y la de renta variable subió al 41%. Esto muestra cómo unos de los grandes jugadores del mercado han entendido que a largo plazo se espera que los títulos de renta variable sean más rentables que los instrumentos de renta fija y, por lo tanto, vale la pena invertir en éstos, si el objetivo es maximizar la riqueza de los afiliados.

Con el esquema de multifondos, que entrará a operar a mediados de este año, se esperaría que los fondos de pensiones aumenten aún más esta participación, pues, según las cifras de esquemas similares en Chile y Perú, en los portafolios de mayor riesgo la participación de la renta variable es cercana al 80% del valor del portafolio, lo cual sería un impulso adicional para el desarrollo del mercado accionario colombiano.

Sin embargo, no todo es color de rosa. A pesar de los factores positivos para el desarrollo del mercado, el límite regulatorio del 40% del portafolio impuesto a los Fondos de Pensiones Obligatorios para invertir en renta variable está limitando a uno de los principales actores del mercado a no participar más de éste, con lo cual se está excluyendo a los afiliados a los fondos del mayor negocio accionario del año, como es la venta de Isagén.

No obstante estas razones, la Superintendencia Financiera ha manifestado que no ha revaluado dicho límite porque los Fondos de Pensiones no se lo han pedido.

No puede ser. La actividad bursátil es constitucionalmente de interés público, la necesidad de que los recursos administrados por los Fondos financien a nuestros empresarios es imperativa y, principalmente, la duda de las Administradoras no puede privar a los futuros pensionados de tan preciosas alternativas de inversión. No hay razón para que el Superintendente demore su muy buena idea e iniciativa, en espera de un “guiño” o bendición. Adelante doctor Borrás, benefícienos!

*Presidente de Asobolsa

Temas relacionados

 

últimas noticias

Los empresarios toman la palabra