María Paz sigue dando guerra

La traviesa hija de César Gaviria es historiadora del arte.

¿Sigue igual de inquieta a como era en el Palacio de Nariño?

La que es no deja de ser.

¿María... Paz o sigue dando ‘guerra’?

Siempre he dado paz y ‘guerra’.

¿Cuál fue su mayor pilatuna en Palacio?

Marchar al lado de los soldados en el cambio de guardia. Para completar, luego me ponía a saltar sobre la bandera cuando la estaban recogiendo.

¿Quién era más inquieto? Simón dice que sin duda era usted.

Tiene toda la razón.

Con papá ex presidente y hermano congresista es fácil pronosticar que usted terminará en la política...

No es tan fácil.

¿Cómo ve a Simón ahora, tras cuatro años en la política?

Con una ‘maestría’ en temas de Bogotá y posicionado como uno de los economistas más interesantes en el Congreso.

¿Y dónde lo ve en ocho años?

Por los lados de La Candelaria.

Por ahí dicen que usted suena para candidata al Concejo.

Pero al consejo de administración del edificio donde vivo.

¿Qué tiene Simón que le gustaría tener a María Paz?

Los ojos verdes.

¿Qué le hace falta a Simón que tiene María Paz?

Más tiempo libre.

¿Qué hace usted en Nueva York?

Trabajar con arte.

¿Qué hace en su tiempo libre?

Cuando estoy en Nueva York, chatear o llamar a mi familia. En Colombia, estar con ellos.

El ex presidente Gaviria ha dicho que se va a dedicar a los nietos. ¿A los hijos de quién se refiere, de Simón o suyos?

Primero seré tía que madre.

Usted se acaba de graduar como historiadora del arte. ¿En qué cuadro resumiría a Colombia?


Prefiero un monumento. El de la batalla del Pantano de Vargas, de Rodrigo Arenas Betancourt, en Paipa (Boyacá).

¿Qué ventajas tiene ser hijo de ex presidente de la República?

Sin duda da oportunidades y experiencias.

¿Y qué desventajas?

La verdad, me siento muy afortunada de la experiencia que me brindó la vida.

Usted se iba a llamar sólo María, ¿por qué le agregaron el Paz?

Por un ‘amor platónico’ de mi hermano. En esa época había una presentadora de televisión que se llamaba María Paz Oviedo. A mi hermano le gustaba mucho y él insistió que me bautizaran así. Se lo agradezco mucho.

¿Por qué le decían María Paz a Faustino Asprilla en la selección Colombia del 90?

Eso lo supimos en una visita que hizo la selección al Palacio de Nariño. Los jugadores nos contaron que le decían María Paz porque era muy necio.

El mejor presidente del país.

Alfonso López Pumarejo. Porque le dio un gran impulso a la educación en Colombia. Por ejemplo, promovió el ingreso de las mujeres a las universidades.

El que no debió serlo.

Lo que fue, fue. Hay que aprender de la historia.

¿Por quién votará este año para presidente de la República?

Por Rafael Pardo.

¿Qué heredó de su papá y qué de su mamá?

De mi papá, el sentido del humor, créanlo o no. Y de mi mamá, la conciencia social.

¿A cuál se parece más?

Físicamente a mi papá, pero en los gestos a mi mamá.

Un momento triste.

La muerte de mi tía Liliana.

¿Usted cree que César Gaviria se le mida a una reelección?

Eso se lo contó la fuente que le dijo que me lanzaré al Concejo.

El más grande sueño de su vida.

En estas noches he soñado que Simón va a sacar la mayor votación en Bogotá.

Un político confiable.

Permítame dos nombres: Juan Manuel Galán y David Luna.

 

últimas noticias