Los candidatos jóvenes

Catalina Tapias y Michel Maya.

Catalina Tapias cumplió 25 años en junio de 2009 y Michel Maya,  30 el pasado 20 de enero. La primera aspira a la Cámara de Representantes por Bogotá en el Partido Conservador. El segundo busca una curul en el Senado por el Partido Verde. Los dos son los candidatos más jóvenes del país que aspiran al Congreso de la República en las elecciones de este domingo 14 de marzo, y más allá de ello tienen para mostrar un recorrido como líderes estudiantiles o universitarios y, como dicen ellos, buenas ideas para “oxigenar” el Legislativo.

Catalina Tapias es hija del senador Jairo Tapias. Politóloga con especialización en políticas públicas, no se considera sin embargo su “delfín” y dice que ella se inició primero en el cuento, como miembro del consejo estudiantil y personera de su colegio, y siendo electa edil de Chapinero en 2003. Fue también asesora del Ministerio de Medio Ambiente y sus principales propuestas para llegar a la Cámara apuntan a la creación de un Instituto Nacional de la Juventud, que canalice los recursos que se reciben de organizaciones internacionales.

Asimismo, buscaría incentivar el estudio de la medicina: “En Colombia existe un déficit de 14.424 médicos, una carrera de las más costosas y en la que se tardan 13 años para recuperar la inversión. Propongo que los estudiantes, cuando están haciendo el internado o la residencia, no se les cobre por parte de las universidades. Ellos están en los hospitales prestando un servicio”, dice.

Otros temas que maneja se refieren a seguridad y convivencia, así como a la recuperación ambiental de la capital. Un asunto incómodo para ella tiene que ver con su tío, Gustavo Tapias, alias Techo, quien purga actualmente una condena por narcotráfico. “Uno puede escoger a sus amigos y aliados políticos, pero no a su familia. No le debo nada a ese señor, no lo conozco, nunca he tenido un vínculo cercano con él. Sé que es algo con lo que tengo que lidiar, pero lo importante es que yo no escogí como otros políticos que sí eligen tener vínculos con el narcotráfico, los paramilitares o la guerrilla”, responde al respecto, aclarando que la financiación de su campaña la hace con venta de bonos, rifas, asados, ahorros y lo que obtuvo tras la venta de su carro.

Michel Maya, por su parte, es un caleño que en 2000 estuvo en Bogotá respaldando el proyecto político de Enrique Peñalosa y en 2003 formó parte de la lista al Concejo por el movimiento Por la Bogotá que queremos. Nacido en una familia vinculada al sector empresarial farmacéutico, realizó estudios en Gobierno y Relaciones Internacionales, Gerencia Estratégica y Políticas Públicas. Ha estado muy ligado al tema ambiental y fue fundador del grupo ecológico Geo-Cmar y de la emisora Vía Alterna.

Sus propuestas hablan de la vida como valor supremo, el retorno al ser humano, la fraternidad, la aplicación del bien general sobre el particular y la premisa de que los recursos públicos son sagrados. “Nuestros principios se materializan en dos proyectos que llevaremos adelante en el Senado: una ley de reciclaje y una de anticorrupción. Tenemos que construir un país donde quepamos todos”, afirma.

Temas relacionados