“La fórmula de la renovación”

Aníbal Gaviria, el vicepresidente de Rafael Pardo.

Aníbal Gaviria podría asumir íntegramente las funciones de presidente de la República. Ese fue el principal criterio por el cual el candidato Rafael Pardo lo escogió como su fórmula vicepresidencial por Una Colombia Justa.

En su presentación en Medellín, Gaviria agradeció su nombramiento y propuso un encuentro entre fórmulas vicepresidenciales: “Los problemas del país no se solucionan con el liderazgo de una sola persona, sino con una hoja de ruta en la cual varios partidos logremos esos propósitos nacionales”.

Gaviria es recordado por su exitosa gestión como gobernador de Antioquia en el período 2001-2003 (cuando tomó las banderas de su hermano Guillermo Gaviria Correa, asesinado en cautiverio por las Farc cuando el Ejército intentó una operación de rescate). El antioqueño también fue protagonista de la consulta interna del Partido Liberal de septiembre pasado, en la que obtuvo 226.161 votos, frente a los 376.739 de Pardo.

Con dicho nombramiento, Pardo no sólo podría sumar a su campaña los votos de Gaviria, sino que ganaría puntos en la región antioqueña, de donde son tres de los protagonistas de la campaña presidencial: Sergio Fajardo, Andrés Felipe Arias y Noemí Sanín.

Como si fuera poco, ex el gobernador de Antioquia tiene 43 años, por lo que es visto como representante de la nueva sangre de la política. Y el ex presidente César Gaviria dijo ayer que dicha fórmula es “la renovación de la vieja política clientelista… O el Partido se renueva o se acaba”, advirtió.