Un huracán de pelo rojo

La llegada del Festival Iberoamericano de Teatro conduce por todos los aforos al recuerdo de Fanny Mikey. La muestra que se inaugura este martes en Bogotá le rinde homenaje.

Desde muy joven su padre, un inmigrante polaco que llegó a Buenos Aires en busca de un lugar alejado de la guerra para hacer su vida, la hizo trabajar en su fábrica de telas. Fanny era la mayor de la familia Mikey, una joven bella y de carácter en quien el padre veía enormes cualidades para las finanzas. Sus primeros años no fueron de ensueño; ella, que por decisión del cielo (pues no lo heredó de nadie conocido) amó el teatro de forma apasionada desde niña, tomó su rumbo cuando apenas cumplía 16 años.

Esto lo cuenta la misma Fanny ante las cámaras muchos años después. Detrás está su hijo Daniel, uno de los muchos regalos que le dio Colombia. Él,  documentalista y productor de televisión, se dedicó a seguir a su madre durante años con la intención de hacer un documental. Sólo cuando Fanny “se fue a otra dimensión”, como dice Daniel, entendió que era hora de hacer algo con cientos de horas de grabación y decidió hacer un documental titulado Fanny para siempre, que será transmitido por Señal Colombia el próximo jueves 18 de marzo, la víspera de inicio del Festival.

Fanny amó a Colombia, aquí además de su hijo de carne y hueso tuvo otros como el TPB, el Teatro Nacional con sus tres salas. Sin embargo, Fanny nunca abandonó del todo su natal Argentina, ni a su familia, y nunca dejó de admirar y amar profundamente a ese padre exigente y duro, pues gracias a él desarrolló una tenacidad de la que haría uso en cada proyecto de su vida.

La vida de Fanny en Colombia se ha contado muchas veces: su amor por el también actor argentino Pedro I, responsable de su arribo a Cali en los años 60; su participación en el teatro taller de Cali; cómo llegó a montar el Teatro Popular de Bogotá junto a Jorge Alí Triana; el café concierto —una idea transgresora, por cierto, en la Bogotá de mediados de los 70—; el nacimiento del Teatro Nacional y su obra más importante: el Festival Iberoamericano de Teatro. Todas estas historias contadas una y otra vez en los diarios y revistas podrán verse ilustradas en la exposición “Un huracán llamado Fanny” que inaugura la Secretaría General de la Alcaldía Mayor el martes 16 de marzo, a las 5:30 p.m., en la sede del Archivo de Bogotá. La muestra es gratuita, estará colgada hasta el 30 de abril y recoge un centenar de fotos sobre la vida de la pelirroja huracanada a quien hoy, en vísperas del Festival Iberoamericano de Teatro, hay que recordar más que siempre.

 

últimas noticias