Así votaron los colombianos

Sin alteraciones de gravedad transcurrió la jornada de elecciones en las ciudades más importantes del país. ‘Abstención’, ‘congestión’, ‘confusión’ y ‘tranquilidad’ fueron los verbos que predominaron en el día de la democracia.

Con un parte de tranquilidad y normalidad se cerraron las mesas de votación en toda Colombia. En Antioquia se expresó una notable abstención; en Barranquilla, las dificultades de transporte público atrasaron la votación, así como también se vivieron enormes congestiones para poder ejercer este derecho ciudadano; en Bucaramanga reinó la confusión entre los electores que no supieron cómo llenar los tarjetones, mientras que en la capital del Norte de Santander, frontera con Venezuela, se emitió un parte de normalidad, cuando el 70% de los electores habilitados acudieron a las urnas. Con el cierre de las fronteras se dio vía libre al ejercicio democrático en todo el país.

Filas y congestión en Barranquilla

La escasez de transporte público, los retrasos en el inicio de las votaciones, congestiones y largas filas fueron las características de la jornada electoral de ayer en la capital del Atlántico. Los jurados no lograron llegar a tiempo a las mesas de votación debido a la falta de transporte público en la ciudad, pues cerca del 50% de las rutas de buses y taxis no circularon con normalidad. La mayor afluencia de votantes se registró en el sur de Barranquilla y en el municipio de Soledad. Sin embargo, a pesar de las 2.190 mesas instaladas en la capital, el proceso de votación fue lento y, según señalaron los delegados de la Misión de Observación Electoral presentes en la jornada electoral, el 80% de los jurados no recibieron una adecuada capacitación para atender con eficacia la afluencia de votantes.

Poca movilidad vehicular en Cali

En completa normalidad se cumplió la jornada electoral en Santiago de Cali, en donde se instalaron 160 puestos de votación y 3.400 mesas, a las cuales se acercaron aproximadamente 400 mil personas.

En la ciudad disminuyó 85% la movilidad de los vehículos y no se reportaron accidentes.

Uno de los cambios más significativos de la jornada en Cali fue el traslado del principal medidor  electoral, el lugar en donde pueden votar las personas que no tienen inscrita su cédula, al Diamante de Béisbol y el interior de las Canchas Panamericanas. Anteriormente, este punto estaba ubicado en el Estadio Olímpico Pascual Guerrero.

Abstencionismo en Antioquia

La jornada electoral transcurrió en calma, pero con un marcado abstencionismo.

En total fueron instaladas en el departamento 9.575 mesas. El potencial electoral en Antioquia es de 3’844.892 votantes y en Medellín, de 1’264.347. A las 2 de la tarde, en el departamento sólo se habían acercado a las urnas 754.950 personas, es decir, el 19,63% de los electores, y se tenía presupuestada una participación del 45%. En Medellín, en el Palacio de Exposiciones, donde sufragan las mujeres, el censo es de 92.943 personas y a las 2 de la tarde sólo se habían acercado 7.080, para el 7,6% del potencial electoral.

Bumangueses, desorientados

El despiste fue el elemento que predominó en miles de electores santandereanos que acudieron a las urnas y al tener los tarjetones no encontraron las caras de los candidatos. Se confundieron, marcaron de manera errónea, dejaron sin marcar o simplemente incurrieron en causal de anulación.

La desinformación reinó en cuanto al Parlamento Andino, que pocos sabían que existía y menos por quién se podía votar.

En los sectores populares de Bucaramanga, especialmente en el norte y occidente, se notó la afluencia masiva de ciudadanos alentados por “montañas” de propaganda, transporte gratuito, regalo de camisetas y entrega de almuerzos.

Tranquilas votaciones en Cúcuta

La jornada electoral en Norte de Santander estuvo marcada por la tranquilidad y no se presentaron alteraciones del orden público. Sólo en El Zulia, municipio del área metropolitana de Cúcuta, delegados de la Procuraduría debieron sacar del puesto de votación al alcalde Mario Becerra Flórez, quien según denuncias ciudadanas, estaba presionando a los electores para votar por un candidato.

En Cúcuta sufragaron cerca de 300 mil personas, el 70% de las habilitadas para hacerlo. La mayoría acudió a las urnas en horas de la tarde y no se presentaron congestiones en las mesas de votación.

Temas relacionados