Abrumador triunfo de Gilma Jiménez

La cabeza de lista al Senado por el Partido Verde sorprendió con su votación.

A pesar de que Gilma Jiménez sólo tuvo un mes para recorrer Bogotá y las principales ciudades del país promocionando su candidatura al Senado, obtuvo una de las votaciones más altas en estas elecciones. La premura de su inscripción se debió a que  hasta mediados de febrero se conoció el fallo a su favor, de una demanda que había interpuesto ante  la Corte Constitucional contra un artículo de la Reforma Política que la inhabilitaba para abandonar su cargo de concejal de la capital e inscribirse como cabeza de la lista del Partido Verde.

Sin duda su triunfo fue un reconocimiento a la enérgica batalla que ha emprendido por la defensa de los niños. Jiménez es la promotora del referendo de cadena perpetua para los violadores y los maltratadores de menores, cuya suerte se definirá en el transcurso de este semestre por parte de la Corte Constitucional. “Por eso creo que este triunfo es un plebiscito de la ciudadanía a favor de los niños y continuaré en el Senado trabajando por ellos”, aseguró Jiménez, quien ya comienza a sentir el agotamiento de la campaña, pues a raíz del poco tiempo que tuvo para realizarla (fue una de las últimas candidatas en inscribirse) la correría fue bastante intensa.

Este domingo la celebración de Jiménez fue doble. Por un lado, su sorprendente votación y, por el otro, el gran apoyo que recibió el Partido Verde al cual ingresó siguiendo a su mentor político, Enrique Peñalosa, con quien lleva trabajando desde hace más de 10 años y  a quien ha acompañado en todas sus victorias y derrotas.

Jorge Eduardo Londoño, fuerza verde

El Partido Verde, con cinco curules en el Senado, se constituyó en una de las sorpresas de los comicios legislativos del domingo. La segunda votación de esa colectividad, después de Gilma Jiménez, la alcanzó Jorge Eduardo Londoño, ex gobernador de Boyacá (cerca de 78.000 votos), un hombre de gran popularidad en su departamento.

Londoño ha sido señalado de seguir manejando los hilos de Boyacá y de mantener varias cuotas en la actual administración. Sin embargo, todos le reconocen la pasión que siempre le pone a su labor política. “El pueblo nos conoce y sabe conscientemente de las obras y el trabajo social que hemos desarrollado en Boyacá a través de los años. Estamos cambiando el estilo de hacer política, estamos construyendo sociedad civil y quienes fueron a las urnas lo hicieron a conciencia, respaldando a personas como yo que creemos que las obras no pueden ser reemplazadas por las promesas preelectorales”, fueron las palabras de Londoño tras su victoria en las urnas.

Temas relacionados