Libertad de ‘narcos’ alarma a la Fiscalía

Quince integrantes de una organización de narcotráfico, que enterraba droga en parques naturales, fueron dejados en libertad.

Quince integrantes de una peligrosa organización de narcotráfico, que enterraba la droga en caletas en los parques naturales Salamanca y Tayrona de la Costa Atlántica, fueron dejados en libertad el martes por un juez de control de garantías de Santa Marta. La razón: se venció el plazo limite para iniciar el juicio en su contra. El fallo causó roncha en la unidad antimafia de la Fiscalía.

La responsabilidad para fijar la fecha de audiencia era de un juez de conocimiento de Santa Marta, que manifestó que no pudo hacerlo debido al exceso de carga laboral que ha tenido en los últimos meses. Una explicación que de todas maneras no compensa el dispendioso trabajo de inteligencia efectuado desde principios del año pasado para desmantelar el poder criminal de esta organización. “Es absurdo”, dijo molesto un alto funcionario del ente acusador.

Como lo reveló El Espectador, esta mafia era comandada por Arturo Acosta, un sujeto que según registros judiciales trabajó con la banda de Los Paisas. De acuerdo con la investigación, fue además quien ingenió el mecanismo de utilizar como corredor estratégico los parques naturales Isla Salamanca y Tayrona para ocultar la droga en zonas aledañas a las costas y después enviarla vía Centroamérica. En Nicaragua y Honduras el narcótico era recibido por carteles mexicanos que luego lo llevaban a Estados Unidos.

En desarrollo del expediente, las autoridades incautaron un primer cargamento de 171 contenedores cargados con cocaína el 20 de mayo de 2009 en Puerto Colombia (Atlántico). Y en junio y julio siguientes cayeron dos cargamentos más, que se convirtieron en golpes definitivos para la organización, desmantelada a principios de noviembre del año pasado. En virtud de la ‘Operación Calamar’ se produjeron capturas en Barranquilla, Santa Marta, San Andrés, Villavicencio y Bogotá.

La organización utilizaba servicios de transporte público para movilizar el alcaloide, desde laboratorios en Cundinamarca y Boyacá hasta la Costa Atlántica. La mayoría de sus integrantes eran oriundos de Barranquilla y San Andrés, como quedó en evidencia en interceptaciones telefónicas. En su momento la directora de Parques Naturales Nacionales, Julia Miranda, afirmó que había recibido información del último decomiso que hizo la Policía a la organización en Isla Salamanca, pero fue enfática en manifestar que la situación había sido superada con el aumento del pie de fuerza en esa reserva.