Otra vez en ascuas por datos electorales

El caso más recordado fue la elección de Misael Pastrana como presidente frente a Gustavo Rojas Pinilla, el 19 de abril de 1970.

La del pasado domingo no es la primera elección en la que los colombianos terminan la jornada de votaciones en ascuas tras los apretados resultados y una que otra dificultad de la autoridad electoral para procesar datos.

El caso más recordado fue, sin duda, la elección de Misael Pastrana como presidente frente a Gustavo Rojas Pinilla, el 19 de abril de 1970. El suspenso comenzó a reinar a medida que avanzaba el conteo y a la 1:00 a.m. del lunes 20 de abril, Rojas ganaba por 21 mil votos. A las 3:30 a.m. Pastrana iba adelante por 2.617 votos y aunque dos horas después se decía que Rojas era el puntero, la organización electoral reportó problemas con el conteo en Quindío y Tolima (departamentos en los cuales ganaba Pastrana), por lo que se ordenó un cuidadoso reconteo.

Rojas, quien en la noche anterior había emitido un comunicado invitando a las fuerzas anapistas a celebrar “con alegría, pero con absoluta serenidad” y pedía “tratar al vencido con generosidad e hidalguía”, terminó derrotado. Después de muchas suspicacias por el papel del Gobierno y la Registraduría, la elección salió adelante y la jornada pasó a la historia como la más cuestionada en la historia del país.

En épocas más recientes, el Consejo Nacional Electoral casi no alcanza a declarar la elección del Congreso del 10 de marzo de 2002 y sólo hasta las 7:30 p.m. del 19 de julio, apenas 12 horas antes de que éste asumiera, descifró una compleja madeja de fraude en 15 departamentos, que obligó a la anulación de cerca de 500 mesas de votación por suplantación, pérdida de tarjetones, entre otras causas.

La organización electoral también salió adelante —incluso con protagónico papel del registrador Iván Duque como denunciante del fraude—, pero el final de la historia tampoco fue feliz para todos. A partir de ese momento la justicia contenciosa asumió el caso y tardó tres años investigando hasta decidir que el conteo estuvo mal hecho y por esta razón le quitó la curul a congresistas como Piedad Córdoba, cuando el período para el cual se habían postulado estaba ya por concluir.

Temas relacionados
últimas noticias