Los miedos de Soacha

El asesinato, el pasado 1° de marzo, del juez de ejecución de penas del municipio de Soacha, José Fernando Patiño Leaño, desencadenó el miedo en los operadores de justicia de este municipio.

En un comunicado enviado al Presidente del Consejo Superior de la Judicatura, los juristas de este municipio manifestaron su preocupación por las condiciones de inseguridad a las que están expuestos, sobre todo, teniendo en cuenta los altos índices de criminalidad y los casos de alto impacto social a los que se ven expuestos los encargados de impartir justicia. Por otra parte, hicieron pública su preocupación por el lugar donde están ubicados los juzgados.

Fernando Escobar, personero de Soacha, explicó que el temor de las personas encargadas de perseguir y condenar a los delincuentes que operan en este sector se basa en tres factores: la presencia de actores violentos irregulares y de delincuencia común organizada que actúan en este municipio, la escasa seguridad en las instalaciones dónde trabajan y el riesgo que entraña el cumplimiento de sus funciones.

También se anunció la ceremonia de eucaristía en memoria de José Fernando Patiño, hoy a partir de las 12 del mediodía en la iglesia San Bernardino en Soacha. Un acto simbólico de protesta en contra de los violentos al que se espera llegue la población civil para acompañar con pañuelos blancos.