Lo que quieren los trabajadores

Cuando además de su salario los empleados reciben beneficios, priorizan los programas de salud prepagada y de vivienda propia.

Mercer se dio a la tarea de encuestar a 1.700 organizaciones en 47 países, incluido Colombia, para determinar cuáles son los beneficios que los trabajadores quisieran recibir de su empresa (es decir, lo que sus empleadores les ofrecen además del salario, que les ayuda a mejorar su calidad de vida). Una de las personas consultadas aseguró que ni la salud prepagada, ni el apoyo para conseguir vivienda propia eran sus prioridades. Si la pusieran a elegir —afirmó—, le pediría a su compañía un seguro de salud para su gato.

Los beneficios que los trabajadores desean son tan particulares como el deseo de aquella mujer. Así lo asegura Marta Arévalo, de Mercer (firma de consultorías en temas de recursos humanos), quien explica que las expectativas de los empleados varían dependiendo de muchos factores, como el país de origen, el sector en el que trabajan y la edad.

Por ejemplo, dice Arévalo, los empleados jóvenes que no piensan ni en hijos ni en tener una casa propia aseguraron en la encuesta que prefieren tener beneficios como días extras de vacaciones (en algunas compañías es posible pagar por cada día extra de descanso), facilidades para viajar (hay empresas que ofrecen ahorro para este fin o sirven de intermediarias con agencias de viajes para lograr planes más económicos). Los más jóvenes también hablaron de beneficios para adquirir carros o teléfonos celulares inteligentes.

Los empleados que están comenzando a formar una familia eligieron beneficios para comprar vivienda (algunas organizaciones ofrecen préstamos o dan garantías a las entidades bancarias para facilitar este trámite, e incluso pueden intervenir para lograr una tasa de interés más baja). Los planes de salud adicionales (odontología, medicina prepagada) y la educación (auxilios para primaria, secundaria e incluso universidad) también son primordiales en este segmento. Los mayores de 40 años prefieren mejorar sus aportes para la pensión (destinar una parte de su salario para este fin, incluso más de lo exigido).

La encuesta determinó que uno de cada cuatro empleadores ofrece a sus trabajadores opciones en cuanto a las prestaciones. Esto quiere decir que tienen programas flexibles para que el empleado elija. “Por ejemplo, a cada personas se le asigna un cupo mensual. Se le dice: ‘De su salario total tiene $1 millón disponible para elegir sus beneficios”, explica Arévalo.

En Colombia sólo el 15% de las compañías ofrece programas flexibles. El otro porcentaje o tiene beneficios definidos (le ofrece a su trabajador un paquete fijo, que ha definido en acuerdos con los sindicatos o por decisión propia) o maneja el tema de la desalarización (en vez de pagar en efectivo un sueldo completo, ofrecen una parte del salario en opciones limitadas como bonos de alimentación).

En su estudio, Mercer insiste en que las prioridades en los beneficios son personales y que las organizaciones deberían tener una oferta de éstos pensando en el perfil de sus trabajadores. “Tenemos que saber cómo llegarles a nuestros empleados, saber qué les gusta y que los impacta”. En la investigación se encontraron con respuestas de empleados que pedían como beneficios acceder a un gimnasio, guardería para los hijos y hasta escuela de fútbol también para los pequeños. ¿Usted qué pediría?

Temas relacionados