30 años sin monseñor Romero

El presidente de El Salvador, Mauricio Funes, pidió perdón por el crimen del sacerdote.

El presidente de El Salvador, Mauricio Funes, el primer presidente de izquierda en la historia del país, pidió perdón el miércoles en nombre del Estado por el asesinato del arzobispo Óscar Arnulfo Romero, al cumplirse 30 años del crimen.

El arzobispo salvadoreño, símbolo de la paz, asesinado el 24 de marzo de 1980 por pistoleros mientras celebraba misa en la capilla de un hospital y durante su funeral, celebrado seis días más tarde, los militares mataron a más de veinte personas. Durante sus tres años como arzobispo, Romero pidió el fin de esa violencia y defendió el derecho de los más pobres en el país centroamericano.

El recuerdo del arzobispo salvadoreño coincidió con un informe de Amnistía Internacional en el que insta al Gobierno de El Salvador a revocar una ley de amnistía “que protege a los responsables de miles de desapariciones y asesinatos durante los 12 años de conflicto armado, incluido el del arzobispo Óscar  Romero”.

Temas relacionados

 

últimas noticias

Fox respalda demanda de CNN contra Trump

¿Narcos colombianos invaden África?