Sin parafiscales sólo se crearían 200 mil empleos

Según Planeación Nacional, el desmonte de estos aportes no solucionaría la falta de puestos de trabajo.

Si el pago de los aportes parafiscales (que deben costear los empleadores para subsidiar las cajas de compensación familiar, el ICBF y el Sena) dejara de ser responsabilidad de las empresas y lo asumiera el Gobierno, como lo han propuesto Fedesarrollo y ANIF, el empleo sólo crecería en promedio un 1% y se generarían unos 200 mil trabajos a corto plazo.

Estos cálculos, que divulgó este miércoles el Departamento Nacional de Planeación (DNP) en un foro organizado por la Universidad Externado de Colombia , son muy inferiores (teniendo en cuenta que en el país hay 3.128.000 desempleados según el DANE), aseguró Esteban Piedrahíta, director de la entidad. Por eso manifestó que no debería haber cambios en la recaudación de estos aportes.

La discusión del futuro de los parafiscales se ha dilatado durante el mandato del presidente Álvaro Uribe, quien ha reiterado que durante su gobierno no habrá cambios en este tema. En el debate hay dos frentes: por un lado están quienes aseguran que los parafiscales estimulan la informalidad y el desempleo. Así lo ha expresado Fedesarrollo en varias ocasiones, argumentando que los costos de la nómina han crecido de manera sustancial los últimos años, lo que ha frenado la creación de empleo asalariado. La entidad ha propuesto elevar el IVA o crear exenciones en renta para aliviar el pago de los parafiscales. ANIF también ha planteado sustituirlos por otros gravámenes.

En el otro frente están quienes defienden que estos aportes deben seguir siendo responsabilidad de los empleadores y argumentan que gracias a los parafiscales, las mismas empresas reciben beneficios de exención de impuestos.

Juan Carlos Cortés, de Asocajas, coincide con el DNP al asegurar que de reducirse o eliminarse los parafiscales, el impacto en el empleo sería sólo a corto plazo porque la generación de trabajo “no depende directamente de este” de este tema. En el mismo sentido, Piedrahíta afirmó que el problema laboral en Colombia es sobre todo un asunto “de revaluación, de salarios mínimos relativamente altos para el estándar de ingresos del país y de productividad”.

Hace unas semanas, la U. Externado publicó un informe en el que aseguraba que es un “mito” que los parafiscales sean un obstáculo para la generación de empleo. Según el estudio, no es cierto que estos aportes hayan crecido desmesuradamente en los últimos años. “Mientras que el aporte a las cajas de compensación familiar no se ha modificado desde 1957, el incremento de las contribuciones al Sena y al ICBF apenas representa el 15,5% de la subida de los costos laborales no salariales a cargo de las empresas”.

En el foro del miércoles también se planteó que los parafiscales deberían ser un tema de discusión entre los candidatos a la Presidencia de la República, ya que sería en la próxima administración en la que podrían cambiar las reglas de juego, en las que el gobierno de Uribe ha sido inamovible.

Temas relacionados