Se alarga la espera de Emperatriz Castro de Guevara

Farc liberarán secuestrados y no los restos del oficial.

Emperatriz de Guevara, madre del mayor de la Policía Julián Ernesto Guevara, le pidió al máximo jefe de las Farc, alias Alfonso Cano, que le indique dónde están los restos de su hijo, muerto en cautiverio en 2006, para ir a recogerlos ella misma, ya que la guerrilla volvió a aplazar su entrega aludiendo problemas de seguridad.  “Lo único que le quiero recalcar al señor Cano es que estoy dispuesta a ir por los restos de mi hijo, adonde él me diga, adonde él me cite”, clamó en declaraciones a Caracol Radio.

Desde abril del año pasado, las Farc se habían comprometido a entregar los restos de Guevara y, hasta antes de el viernes, todo indicaba que ello se daría este domingo o el martes, junto con la liberación del soldado Josué Daniel Calvo y el sargento Pablo Emilio Moncayo, respectivamente. Sin embargo, las esperanzas de Emperatriz de Guevara de darle cristiana sepultura a su hijo se esfumaron este viernes cuando el grupo guerrillero —mediante un comunicado publicado en la página de internet de Anccol—, dijeron que ello no podrá ocurrir porque el área donde se encuentran dichos restos permanece ocupada por el Ejército.

No obstante, Emperatriz de Guevara reclamó “saber la verdad” y se mostró dispuesta a “esperar un poco más” si es que hubiera “algún motivo por el que tenga que esperar”. A su vez, el comandante de las Fuerzas Militares, general Freddy Padilla, aseguró que no existe “excusa ni justificación” para que las Farc no entreguen los restos del mayor Guevara, y admitió que la Fuerza Pública desconoce su localización. Incluso Padilla se mostró dispuesto a mover algunas tropas para que se cumpla con la entrega de los restos, pese a que esto no está estipulado en el protocolo de seguridad acordado con la Cruz Roja.

Más contundente se mostró el comisionado para la paz, Frank Pearl, quien calificó de “reprochable” la actitud de las Farc: “Aquí lo que hay es una falsedad, porque aquí no hay una razón válida, no hay una razón de fondo. Si no tenían la certeza de que los tenían, ¿cómo es que le generan expectativas a una señora que ya perdió otro hijo? Por favor, hay que tener un mínimo de respeto”, enfatizó.

Mientras tanto, el viernes hacia las 2:30 de la tarde, la senadora Piedad Córdoba partió hacia San Gabriel de Cachoeira, en Brasil, desde donde hoy  saldrán los helicópteros hacia Villavicencio y el domingo partirán hacia la primera liberación. Córdoba está acompañada por dos representantes del Comité Internacional de la Cruz Roja; el obispo de Magangué, Leonardo Gómez, y los miembros del colectivo Colombianos y Colombianas por la Paz Hernando Gómez y Ricardo Montenegro.

 (*) Con información de EFE