El Conpes, sobre rieles

Según el alcalde Moreno, el Presidente sigue comprometido con su plan bandera, el Metro de Bogotá.

Las vigencias futuras serán la principal herramienta de financiación en la construcción del metro de Bogotá, una obra que tiene un costo de US$2.500 millones.

La promesa de que el metro de Bogotá será una realidad empieza a tomar forma. El presidente Uribe y el alcalde Samuel Moreno se reunieron el fin de semana en la Casa de Nariño para continuar con el ajuste de los detalles de su construcción. Los mandatarios manifestaron la necesidad de que se apruebe el Conpes (Consejo Nacional de Política Económica y Social) antes de finalizar mayo.

En este documento se deben garantizar las vigencias futuras del sistema masivo de transporte de la capital, que será la principal herramienta de financiación de la obra más costosa de los últimos años: US$2.500 millones. Con esto se establece un compromiso financiero del Estado Nacional con dicho proyecto.

Otros proyectos que el Conpes incluirá serán: el tren de cercanías, las nuevas troncales de Transmilenio, la construcción de la Avenida Longitudinal de Occidente y el carril exclusivo para carga en la calle 13.

Según Camilo Zea, gerente del Metro de Bogotá, el tema de la primera línea está avanzando. “Hemos tenido discusiones enriquecedoras con los doctores Pedro Luis Jiménez, Nicolás Estupiñán y René Cortés. Hemos recibido un gran apoyo de ellos y la interlocución ha sido igual de maravillosa que con Esteban Piedrahíta, director del Departamento Nacional de Planeación”.

Una vez construida la primera línea del metro, el Distrito tendrá que buscar caminos de financiación que permitan que sea autosostenible. Según Zea, se están evaluando posibilidades como el desarrollo inmobiliario en los sectores aledaños al metro, construyendo zonas comerciales y oficinas; a su vez, se buscará la financiación de países desarrollados dispuestos a apoyar obras de infraestructura que utilicen energía limpia.

Tal y como están las cosas, sólo faltaría la aprobación de Planeación Nacional, que a través de su director, Esteban Piedrahíta, expresó que aún están discutiendo algunos asuntos técnicos que faltan por precisar con la administración distrital. Una vez firmado el Conpes, el alcalde Moreno y los bogotanos podrán descansar con la certeza de que por lo menos sus hijos verán, algún día, una Bogotá con metro.

Temas relacionados
últimas noticias

Libertad de culto

Sección: 
Bogotá