‘El humor es mi defensa’: Annie de Acevedo

Para la psicóloga, experta en terapia infantil y de familia, el mayor problema del país es el abandono.

¿Por qué escogió la psicología?

Porque me apasiona la conducta humana.

El libro suyo que más éxito ha tenido.

La buena crianza.

¿Cómo le ha ido con la Fundación Oportunidad?

Se ha ayudado a muchos niños.

¿Cuál es el mayor problema de los niños en Colombia?

El abandono.

¿Y el de las familias colombianas?

La falta del padre.

La clave de su éxito.

Poder compartir mis conocimientos y el estudio permanente.

¿Qué no puede faltar en la educación de los hijos?

El amor y la disciplina.

¿Hasta qué punto se debe aplicar disciplina a los niños?

Hasta el punto que construya y no destruya.

Si no fuera psicóloga, ¿a qué se habría dedicado?

A ser médica.

Una conferencia inolvidable.

Una del Dr. Mel Levine, autor y experto en aprendizaje.

¿En qué consiste su sistema?

En un buen diagnóstico y tratamiento.

¿Y de verdad ‘Sí es posible ser feliz’?

Sí, claro, es cuestión de cambiar de actitud.

¿Usted sí ha llegado a la felicidad?

Sí, pero siempre hay que tenerla como propósito.

¿Qué la llevó a trabajar con los niños?

Que me encantan.

Un anhelo.

Llegarles a más familias.

Una experiencia que la haya marcado.

La pérdida de un hijo.

Un remedio para el estrés.

Hacer algo que me apasione.

¿A quién le daría un seminario personalizado?

A un padre de familia difícil.

¿Cuál es su mejor defensa?

El humor.

¿El mundo está al revés?

Nunca ha estado al derecho.

Alguien a quien le gustaría escuchar.

Al Dalai Lama.

Su mentor

Tuve varios. Hoy, yo soy mentora de varios.

Su mayor sacrificio.

Dejar de hacer cosas que me gustan, por cumplir con ciertos deberes.


Su vida gira alrededor de…

La familia y el trabajo.

Su afición.

La lectura.

Y su pasión escondida.

El baile.

Su nuevo proyecto.

Hacer crecer la Fundación Oportunidad.

¿Cuál es su lado positivo?

La generosidad.

Lo más insólito que ha hecho.

Bailar sin parar en el Carnaval de Barranquilla.

Su lugar predilecto.

Nueva York.

Un amor auténtico.

El que se siente por los hijos.

Uno platónico.

Richard Gere.

El mejor libro que ha leído.

Hay tantos… El libro en sí es maravilloso. Lo remite a uno a otros mundos y mentes.

El género literario que más le gusta.

Las biografías.

¿Escribir sirve como terapia?

Mucho… se bota corriente y se organizan las ideas.

La mejor forma de olvidar el pasado.

Viviendo el presente.

Un sueño.

Que los niños de Colombia sean mejores que sus padres.

¿Cómo se ve en un futuro?

Trabajando como psicóloga cerca del mar.

La mejor cura para el alma.

Hacer el bien sin mirar a quién.

Un recuerdo de su infancia.

El amor de mi abuelo.

¿El acompañante perfecto a la hora de escribir?

Una buena investigación previa.

 ¿Qué le queda pendiente por hacer?

Ver crecer a mis nietos y consolidar lo hecho.

Una anécdota.

Un ataque de risa incontrolable en una conferencia.

¿Qué quisiera inventarse?

La formula para que las familias fueran felices.

¿A qué escritor le gustaría conocer?

A Sai Baba.

 

últimas noticias