Sigue incertidumbre por restos de Guevara

Aunque Farc entregaron coordenadas de ubicación del cuerpo.

Después de casi 12 años de sufrimiento, Emperatriz de Guevara anhela poder sepultar por fin a su hijo, muerto en cautiverio.

Una luz de esperanza se encendió ayer para Emperatriz de Guevara, madre del mayor de la Policía Julián Ernesto Guevara -muerto mientras estaba secuestrado por las Farc- luego de que se conociera que la guerrilla entregó las coordenadas donde se encuentran sus restos a la senadora Piedad Córdoba y al Comité Internacional de la Cruz Roja. Por tal motivo, se prevé la organización de un nuevo dispositivo de rescate en fecha por definir, que en cualquier caso deberá contar con la aprobación del Gobierno.

Desde antes de la liberación del soldado Josué Daniel Calvo y del sargento Pablo Emilio Moncayo, se anunció que los restos del mayor Guevara serían entregados, pero  voceros militares pusieron luego en duda que el grupo subversivo los tuviera .

 Esa hipótesis se reforzó luego de que las Farc advirtieron que supuestas acciones militares en el área impedían llegar al sitio donde están los restos de Guevara. Frente a los retrasos e imprevistos que se han registrado en este proceso, Emperatriz de Guevara ha manifestado que su deseo es conocer la verdad de lo ocurrido y recuperar los despojos mortales, por lo que incluso se mostró dispuesta a ir hasta la selva para traerlos.

Guevara fue secuestrado en noviembre de 1998 durante la toma guerrillera de la base antinarcóticos de Mitú (Vaupés) cuando fue retenido con 60 de sus compañeros mientras otros 16 policías murieron. Falleció en cautiverio el 28 de enero de 2006, a los 41 años de edad, y cuando había pasado casi ocho en la selva, sin que, pese a su grave estado de salud, las Farc hubieran aceptado devolverlo a una comisión humanitaria.

Temas relacionados