Escalona sonó en Alemania

El equipo de ‘El gran viaje del acordeón’ acompañó al conjunto de Manuel Vega a tocar en Trossingen con la orquesta Hohner.

“El viaje fue como de ensueño, tocamos vallenatos en Trossingen, en Heidelberg, y en todas partes la gente se emocionaba. Durante el Concierto de Gala en el auditorio de la Hohner no podían creer que entre la música de ellos cupiera una puya, con el sabor y la sabrosura nuestra”, cuenta el acordeonero Manuel Vega a su regreso de Alemania. Vega y su conjunto, conformado por el cajero Jairo Suárez y Dionisio Bertel (Los corraleros de Colombia), quien además de la guacharaca tiene la voz del grupo, estuvieron en el Concierto de Gala que realiza la orquesta de la Hohner en Trossingen (Alemania) cada año antes de Pascua, demostrando que si —por causas desconocidas— el acordeón fue un regalo de Alemania a Colombia, aquí no se ha desperdiciado el presente y se ha construido todo un folclor con el instrumento.

Tras las presentación de la agrupación Projektorchester des DHV-Bezirks Breisgau y en medio del tradicional concierto en el que la orquesta dirigida por Johannes Baumann interpretó temas clásicos, los tres músicos que forman parte del largometraje El gran viaje del acordeón (dirigido por Reinaldo Sagbini) rindieron un homenaje a Rafael Escalona con la interpretación de El mejoral, El chevrolito y La Brasilera. “Luego, en medio de Estancia   —obra del compositor Alberto Ginastera, que interpretaba la orquesta de la Hohner—, improvisamos una puya y ahí fue donde todo el mundo quedó mudo”, afirma Vega, quien ha sido finalista en varias ocasiones de la corona de rey en el Festival de la Leyenda Vallenata, pero hasta hoy le ha sido esquiva.

Vega y su conjunto recorrieron en la mañana la fábrica de acordeones y al día siguiente del concierto hicieron una presentación para los empresarios del mundo en un encuentro de acordeonistas. “Ahí les mostramos cómo es que se toca el acordeón en Colombia”, concluye Vega. 

El próximo paso será volver una vez más a la tarima Francisco el Hombre, donde se realizan las eliminatorias del Festival Vallenato, con la confianza de que este, su último festival, sí será el vencido. Detrás de Manuel y su conjunto, registrando todas sus correrías, seguirán los cineastas Rey Sagbini y Andrew Tucker, cuya película narra la manera como ese instrumento alemán se ha convertido en la música de los juglares y en el compañero de la memoria del Magdalena Grande.

Temas relacionados