Ingleses sufren por Wayne Rooney

Su técnico, Álex Ferguson, indicó que la lesión no es “terriblemente grave”.

El Manchester United y la selección de Inglaterra que dirige el italiano Fabio Capello esperan ansiosos conocer la gravedad de la lesión de tobillo que sufrió el internacional inglés Wayne Rooney en Munich, durante el partido del martes por los cuartos de final de la Liga de Campeones de Europa.

El atacante, que abandonó el estadio ayudado de muletas, regresó ayer al Reino Unido con su tobillo derecho envuelto en una bota protectora y con millones de personas rezando para que su lesión no afecte su preparación para el Mundial de Sudáfrica, que comienza el 11 de junio.

Por el momento, parece inevitable que se pierda el próximo compromiso liguero con el Chelsea este fin de semana, aunque habrá que esperar al resultado del escáner al que debe someterse este jueves el jugador. Rooney también está en duda para el partido de vuelta contra el Bayern, ante el cual el United perdió por 2-1, justamente con un gol suyo.

Su técnico, Álex Ferguson, indicó que la lesión no es “terriblemente grave”, aunque “es demasiado temprano para saberlo”.