Empleo consolida la tendencia

A partir de julio se comenzaría a recuperar el mercado laboral.

Luego de conocer las cifras del mercado laboral colombiano por parte del Departamento Administrativo Nacional de Estadística (DANE), queda clara la consolidación de la tendencia en los diferentes indicadores: aumentaron el número de ocupados, de desempleados y de personas que ingresan al mercado laboral.

Según el DANE, entre febrero de 2009 y febrero de 2010 la tasa general de participación pasó de 59,7 a 62,5%, el porcentaje de ocupados de 52,2 a 54,6% y el número de desempleados de 12,5 a 12,6%.

Estas cifras, las más altas de los últimos tres años, confirman una tendencia y apenas dejan ver el inicio de una fase de recuperación de la economía. El país vivió una recesión entre el cuarto trimestre de 2008 y el tercer trimestre de 2009, antes de que empezara a caminar en terreno positivo desde octubre pasado.

Sin embargo, en materia de empleo, la tendencia negativa sólo empezará a revertirse a partir del mes de julio de este año, cuando la asomada de nariz del crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) surta efecto.

El problema de la generación de empleo en Colombia es más profundo y el nuevo gobierno tendrá que pensar en una política que vaya cambiando los subsidios que hoy incentivan el uso de capital para reemplazarlos por subsidios a quienes generen empleo.

En este sentido ya hay una propuesta concreta elaborada por los ex ministros de Hacienda de Colombia Rodrigo Botero Montoya y de Economía de Argentina Domingo Cavallo, a la cual se le debe prestar la atención debida.

Esta iniciativa va en la dirección correcta debido a que en las encuestas presidenciales los colombianos han dejado claro que su principal preocupación es el empleo. Y no es para menos, ya que ni siquiera cuando la economía colombiana registró tasas de crecimiento de 6,9 y 7,5% en 2006 y 2007, la tasa de desempleo nacional bajó del 10%.

Ahora bien, en medio de las dificultades fiscales que enfrenta el Ejecutivo, la creación de subsidios condicionados para quien genere empleo formal exige necesariamente la eliminación de aquellos subsidios destinados al capital.

Además, si dicha iniciativa prospera, es necesario pensar en el desarrollo de un buen sistema de información para evitar la ficción. Es decir, que no permitan las trampas que se dan cuando una empresa abre algunas plazas de trabajo para cobrar el subsidio y a la par cierra otras alternativas laborales sobre la cuales nadie tiene control.

En la industria cervecera, por ejemplo, se generaron plazas de empleo aprovechando los beneficios otorgados por las zonas francas y luego se cerraron algunas plantas, entonces, ¿cuál es el mecanismo para la generación real de empleo?

*Investigador del CID, de la Universidad Nacional.

Temas relacionados

 

últimas noticias

El censo terminará el 30 de octubre

Presidente de Tigo Une, en desacuerdo con la SIC

Supercoco: 70 años de historia