James Breiner contó su historia en Bogotá

El periodista mexicano expuso las ventajas del formato digital sobre los tradicionales.

¿Qué le han dejado los más de 30 años de experiencia como reportero, editor y director general de periódicos?

Que no se logra nada por sí mismo. Siempre se depende de los esfuerzos de los demás.

Lo más complicado del periodismo económico.

Primero, lo difícil es aprender el lenguaje de la economía y los negocios. Después es entender cómo una pieza del rompecabezas encaja en las otras.

Un recuerdo de su labor como asesor editorial del periódico inglés ‘Crain’s Manchester Business’.

El idioma inglés de Inglaterra es muy diferente al de Estados Unidos. Un solo ejemplo: la palabra ‘scheme’ significa en Inglaterra ‘plan’, algo neutro. En EE.UU., la misma lleva connotaciones malvadas, como una conspiración o algo ilegal.

¿Qué le gustaría investigar con lupa?

Los gastos de cualquier gobierno de cualquier país, estado, provincia, municipio, universidad pública, etc. Siempre se descubre algo que provoca desde indignación hasta diversión.

En el encuentro del Consejo de Redacción usted hizo una defensa del periodismo investigativo, ¿por qué?

Porque alguien debe hacer que los poderes rindan cuentas.

Lo que no puede faltar a la hora de realizar una investigación.

Curiosidad. Muchas investigaciones comienzan con la pregunta de un niño, ¿por qué? Humildad, porque hay que aprender nuevas cosas técnicas que son difíciles de entender. Finalmente, tenacidad, paciencia y, al momento de publicar, coraje. Porque siempre hay amenazas de una u otra fuente.

La investigación que quisiera hacer.

La ejecución de cualquier periodista. Las autoridades en muchos países no hacen nada.

La que más trabajo le costó.

Cómo ser efectivo en el liderazgo de un equipo. Realmente es un trabajo que nunca termina y que me trae la satisfacción más grande.

¿En Latinoamérica sí hay libertad de expresión?

Hay libertad de expresión, sí, pero también hay censura y autocensura. En muchos países los poderes políticos pueden quebrar un medio por el retiro de publicidad oficial, que efectivamente calla a los críticos. La emergencia de muchos medios digitales que son independientes de las esferas de poder tradicional puede ser un contrapeso.

¿Qué le falta al periodismo latinoamericano?

He encontrado a muchos periodistas latinoamericanos que están entre los mejores del mundo en términos de calidad y profundidad de sus investigaciones y su coraje. Ellos enfrentan poderes peligrosos sin parpadear.

¿Y qué le sobra?

Hay una necesidad de profesionalización y capacitación entre los periodistas de a pie. Lo malo es que los periodistas mismos deben capacitarse, porque muchos medios no les dan oportunidades.

El mayor error en el que incurren los periodistas en la actualidad.

Los periodistas que desprecian los medios en la web van a arrepentirse. El gran error es asumir que el antiguo monopolio de comunicación de los grandes medios, los medios masivos, debe continuar. Los dinosaurios están muriendo, aunque algunos no se dan cuenta de esto.

¿Qué les espera a las nuevas generaciones del periodismo?

Habrá más medios digitales independientes y serán más conectados a sus audiencias. Los periodistas que eran autoridades deberán compartir el discurso público con la gente de a pie.

¿En qué ciudad le gustaría dictar un taller de periodismo?

Bogotá estuvo en el primer puesto en mi lista de lugares para visitar, pero acabo de realizarlo. Ahora es Buenos Aires, porque no la conozco.

¿Cómo está actualmente la salud del periodismo digital?

Está prosperando y creciendo a un ritmo bárbaro.

Un ‘tip’ para crear un medio digital con éxito.

Enfocarse temática o geográficamente.

Un consejo ético para periodistas.

Manténganse independientes.


¿En dónde está el futuro del periodismo?

En los periodistas que puedan ajustarse a esta nueva realidad de comunicación de doble vía y aprovechar el conocimiento y la sabiduría del público.

¿Cómo descubrió que el periodismo era lo suyo?

Desde niño. Repartía periódicos en mi barrio y pasaba mucho tiempo leyéndolos. Admiraba a muchos columnistas.

El periódico que no puede dejar de leer.

Wall Street Journal.

¿Cómo prefiere informarse: prensa, radio o televisión?

Prensa.

¿Cómo romper la brecha digital que hay en muchos países latinoamericanos?

Debe ser una prioridad política.

Por qué será que cada día a la gente le gusta menos leer periódicos

Es más conveniente leer las noticias cuando quiere, donde quiere, en la plataforma que quiere.

En qué están fallando los periodistas

La mayoría no entiende las cifras, las estadísticas, las medidas, las ciencias o la infografía.

Cuál es el plus que tienen los medios impresos que no tienen los digitales

El medio invita una lectura detenida.

El mejor reconocimiento que ha recibido.

He ganado algunos premios, pero la verdad es que el reconocimiento más gratificante es el éxito de la gente que estaban en mi cargo. Cuando recibo una carta de alguien que trabajaba para mí, o cuando me piden consejos.

Qué tan arrogante son los periodistas

Los buenos son humildes y siempre admiten.

Cómo romper la brecha digital que hay en muchos países latinoamericanos.

Debe ser una prioridad política.

Su mayor logro.

Formar algunos buenos periodistas.

Qué le falta por hacer

Formar más periodistas.

El poder para qué

Para servir la comunidad.

Cuál ha sido su aporte como Director del Centro de Periodismo Digital en Guadalajara.

Mi experiencia variada, 20 años como reportero y editor y 11 años como director general de un medio.

Un periodista que admire.

Los periodistas investigativos son los que más admiro. Hubo muchos en el Encuentro de Periodismo de Investigación el pasado  fin de semana en Bogotá: Mabel Rehnfeldt de Paraguay, Ewald Scharfenberg de Venezuela, Gabriel Michi de Argentina, Ignacio Rodríguez Reyna de México, Santiago Fascetto de Panamá, Pedro Ramírez de Chile, Maria Teresa Rondero de La Semana en Colombia, Thelma Gómez Durán de México....muy impresionantes sus investigaciones.

201539

2010-05-04T22:30:00-05:00

article

2010-05-04T22:30:00-05:00

none

Un chat con...

James Breiner contó su historia en Bogotá

43

7586

7629

Temas relacionados